Páginas

Seguidores

martes, 15 de diciembre de 2015

Nuevos rumbos, cerrando etapas.

Me llamo Omahira, tengo 23 años y ayer me recibí de abogada.
Al fin terminaron los seis años agónicos que me tomaron terminar esta carrera. Finalmente he cumplido con el mandato familiar, y aunque no siento que tenga mérito de nada, me alegra que al menos mi familia disfrute mis logros como si fueran los más grandes. No estoy acostumbrada a ser el centro de atención y que ayer todos me abrazaran y me desearan cosas buenas, me adomercio bastante. Si contar que así uno sabe quienes tiene a su lado realmente. Mis amigas de la infancia estuvieron y agradezco inmensamente su apoyo.
Casi no he pasado por este blog estos meses, un poco porque estaba estudiando, otro poco porque no necesité hacerlo. Sí las leo y lo seguiré haciendo, pero mi etapa en blogger como autora ha concluido.
Necesito avanzar de este punto. 
Estoy cambiando. No soy más una adolescente por mucho que quiera negarlo, y menos ahora que encima soy profesional. Me corté el pelo debajo de la oreja, para despedirme de este ser que he sido durante seis años. Es necesario ahora empezar de nuevo. 
Ojo, no estoy recuperada. Estoy en eso. Pero nada es definitivo ni pausible de recaídas, lo sé. Sin embargo, en la medida en que siga metida acá, no voy a avanzar jamás. 
Siempre supe que esta etapa llegaría a su fin, y aquí estamos. Lo bueno es que esta vez decido yo que quiero despedirme de todo esto. 
No reniego de lo que soy ni de lo fui. Ni de lo que pensé o escribí. Me sentí así en algún momento, y probablemente nunca dejé de sentirme así respecto a mi cuerpo, que ahora con el gimnasio continuo está empezando a cambiar. Siempre tendré un rollo con el cuerpo, pero ahora lo canalizo un poco más saludablemente. Tal vez es igual de obsesivo ir al gimnasio todos los días y comer balanceadamente, pero al menos no me hace daño. 
Quiero realmente que esto sea un cambio. Dejar ir todo lo que he sufrido y la gente que me he encontrado en estos últimos tiempos (que no fue de la mejor, salvo una buena excepción), y empezar a ser yo de nuevo. Retomar mi vida desde donde la dejé hace seis años. 
En el horizonte parece que todo lo puedo: a más tardar en tres meses, me voy al sur a probar suerte, me voy a vivir sola con mi novio, voy a perseguir mis propias metas y proyectos. Gracias obviamente al título que acabo de conseguir voy a poder hacer todo eso, pero le voy a dar la dirección que yo quiera darle. Finalmente voy a decidir. 
Me corté el pelo que me llegaba hasta la cola, debajo de la oreja, solo para cambiar, para obligarme a no esconderme debajo del pelo. Para obligarme a caminar derecha. Pasé cinco años en la facultad escondiéndome, queriendo pasar desapercibida. Ahora, quiero que vean lo que soy, y capaz soy incluso mejor que antes. 
La vida es demasiado corta, chicas, no pienso desperdiciarla no comiendo o sintiéndome mal por hacerlo. Comer no debería ser tan difícil. Así que, como estamos en etapas de superación, voy a intentar hacerlo. 

Me despido de todas ustedes, de las que me siguen leyendo, de las que no, y de las que todavía están por acá. Las quiero un montón! Siempre pienso en ustedes deseándoles lo mejor y seguiré haciéndolo. 
No somos solamente nuestro desorden, somos mucho más. No dejemos que la vida nos arranque la vida y la juventud. 
Sean felices! Yo también intentaré serlo. 

viernes, 25 de septiembre de 2015

Volviendo

Aprovecho que mi novio tiene un navegador un poco más decente que el mío para escribir finalmente una entrada.
Sé que llevo cerca de tres meses sin escribir ni una sola palabra, pero al contrario de lo que podrían pensar (como queme ha estado yendo soberanamente mal), en realidad me ha ido bien. Solo que me he estado ocupando un poco de vivir, sin contar que he tenido, eso sí, momentos de bajón y no me parecía justo venir a poner cosas negativas cuando siempre intento mantener la línea positiva.
En fin, a ver, dónde dejé mi vida antes de desaparecer?
Bueno, mi novio volvió del sur del país al cabo de esa semana. Porque me extrañaba y porque no tenía sentido que se quedara si iba a extrañar y sufrir, cuando bien podía estar igualmente acá ahorrando conmigo todo lo que podamos antes de irnos. Así que, sí, lamento informarles que el año que viene, entre febrero y marzo, me estaré yendo a mejores horizontes. Obviamente me siento ilusionadísima y aterrada al mismo tiempo, pero todo sea por la aventura, no?
He estado estudiando y rindiendo finales. Luego de las mesas de julio y septiembre, me quedan ya solo 2 materias para recibirme de abogada, y ahora que tengo proyectos para irme, recibirme es esencial. Aunque de todas formas no pensaba pasar de este año para recibirme, digamos que ahora tengo un incentivo más grande que el hecho de que odio lo que he estudiado y las ganas que tengo de terminar.
He estado entrenando como una bestia, por supuesto, y he ganado mucha fuerza, además de algún que otro admirador en el gimnasio. Hago sentadillas con 30 kg, en prensa con 120, pecho con 20kg, y así. Levanto por lo menos la mitad de mi peso en casi todos los ejercicios. Menos en hombros, que agarro las mancuernas de 3kg con una frustración muy grande. Pero eso es más anecdótico que otra cosa. Esta semana particularmente me he pegado una paliza muy grande, y me siento terriblemente cansada en este momento. Pero estoy feliz de poder decir que entreno todos los días, por lo menos dos horas, además de que finalmente he añadido cardio tres veces por semana y dos veces hago abdominales.
Si veo mejoras? Eso es muy relativo. La verdad es que siempre siento que me falta. Y ahora que se acerca el verano, más. Todavía no puedo superar el miedo de andar en mangas cortas por el gimnasio, porque ineludiblemente quiere decir que tengo que mostrar mi panza delineada por la remera, y es algo que no tolero. Y que probablemente no supere nunca, muy a mi pesar. Es más, no sé cómo voy a hacer en verano, en donde realmente tengo que andar en musculosa porque va a hacer calor en serio.
Para ser sincera, y esto lo pongo como tema de debate si quieren, me parece que la vida fitnes, por decirle de alguna forma, cuesta mucho más que la vida de la no-comida. La no-comida te da una satisfacción casi inmediata, si bien es costoso controlar el hambre y los instintos más básicos, la realidad es que no es un estado permanente y tampoco es algo que pueda ser extendido a largo plazo. En cambio, el ejercicio sí, y cuesta el doble. No solo es hacer ejercicio, es comer bien, aprender a escuchar ese cuerpo que te encantó maltratar por años, y eso hace todo más costoso. Al tener que manejar los tiempos de tu cuerpo y no los de tu mente, el tiempo no pasa más. Llevo ya casi 10 meses entrenando, y siempre parece que falta un poco más.
Vale la pena? Y hasta ahora puedo decir que sí. Puedo decir ahora que realmente me esfuerzo más de lo que me he esforzado en toda la vida por algo. Pero es duro, no es para todos. Así como alguna vez dije que no es para todos no-comer. Esto prometo resultados perdurables y, lo mejor, sanos.
Luego de casi un año metida de lleno en esto, solo puedo decir, que voy a seguir por la senda de lo saludable. Y ojalá me de resultados.

En fin, espero que todas estén bien, y que me sigan acompañando.
Éxitos para todas!

domingo, 21 de junio de 2015

Con el corazón en el sur

Según parece mi vida es mucho más interesante de lo que creo. La última noticia es que mi novio esta viajando a Neuquen, una adorable provincia del sur argentino, a probar suerte laboral. Y yo acá estoy, esperando cual Penelope a que la vida me lo traiga de nuevo.
En principio se va por una semana, es decir, volvería el sábado que viene. Siempre y cuando no encuentre trabajo en esa semana, porque de ser así, se quedaría, y es algo que ya esta hablado y decidido de esa forma.
Así que, acá estoy, esperando que llegue, y eventualmente estaré esperando a que vuelva.
Sí, puede ser que tengo un novio un tanto abandonico, pero ya me lo dijo y le creo: esto lo hace por nosotros. Parece que mi destino no es quedarme para siempre entre las sierras sanluiseñas de mi provincia, y por mí mejor, uno vive de la aventura, no?
Ese es mi panorama actual.

Con todo el tema de los preparativos del viaje y la despedida, no he hecho ejercicio desde el miércoles, aunque al menos no me he pasado con la comida. No estoy tan preocupada por eso, afortunadamente.
La semana que viene va a ser de estudio (mucho ya que mi novio no va a estar), y de hacer ejercicio en casa. No es lo mismo que hacer pesas, por supuesto, pero al menos me va a mantener.
En el hipotético caso en que se tuviera que quedar mi novio allá, voy a inscribirme en un gimnasio para no perder todo lo trabajado en estos seis meses. No voy a dejar que nada detenga mi progreso.



Así las cosas, no hay más que contar.
Espero que todas empezemos esta semana con todas las ganas!
Éxitos para todas!
^^

domingo, 14 de junio de 2015

Domingo

Me encantaría poder escribir que estuve estudiando intensamente durante toda la semana, pero la verdad es que mentiría garrafalmente. Al contrario, me dediqué a dormir la siesta como una bestia durante toda la semana, y aunque lo peor de todo es que no siento culpa de ningún tipo, no puedo seguir con esta actitud la semana que viene. Ya estamos a mitad de junio, y no puedo seguir así. Supongo que lo escribo acá para incentivarme. Ojo, no es que no me gusten las materias que tengo que rendir, pero supongo que la expectativa de estar a cada paso más cerca del título es lo que me detiene un poco.
De todas formas, no ha sido una mala semana en cuanto a ejercicio se refiere. Subí pesos en varios ejercicios, y he ganado mucha fuerza. Sin embargo, he comprobado que las tetas van desapareciendo definitivamente: me había dejado un corpiño sin estrenar que me compré hace dos semanas y que me quedaba bien cuando me lo probé, lo estrené el sábado y me faltaba teta por todos lados para llenarlo. No sé si lo ideal es perder grasa de esos lados, pero bueno, al menos sé de esa forma que algo estoy perdiendo, no?
Con la comida, bien también. Aunque he estado toda la semana con antojo de chocolate, y de uno en especial encima, pero no he cubierto el antojo. También me ha costado comer frutas, pero porque ha hecho frío y necesitaba carbohidratos extras. No es que me haya pasado de harinas tampoco, pero como he comido cositas de más, como una medialuna al desayuno y otra a la merienda, o alguna galletita en el trabajo. Nada del otro mundo, supongo, así que intento mantener la calma.
He estado tomando la proteína rosada, y no siento grandes resultados todavía, pero recién vamos una semana. Supongo que debo esperar. Lo mismo que con las pastillas anticonceptivas, supuestamente iba a adelgazar al dejar de tomarlas, ya vamos un mes y medio y tampoco veo resultados extraordinarios.
Tiempo al tiempo, supongo.

Bueno, espero que hayan tenido una buena semana.
Pronto traeré fotos, he intentado sacarme algunas y ninguna me da confianza, porque como que en todas me veo gorda, pero ya voy a dar con la foto que no me de verguenza mostrar. ;)
Éxitos para esta nueva semana! ^^

martes, 9 de junio de 2015

Proteína :D

Guau! Dos entradas seguidas! Con razón por estos lados se ha puesto más que frío, congelado.
Como les prometí ayer, hoy me iba a comprar proteína en polvo. Es un suplemento, que en mi caso particular, me va a ayudar a completar los macros de proteína que actualmente no puedo llenar porque no consumo la carne suficiente. En vez de atascarme en pollo, tomo eso.
La idea es que lo tome a media mañana, cuando estoy en el trabajo y usualmente como alguna tortita o galletita, y luego del entrenamiento.
Se supone que esto, además de complementar mi dieta, me va a ayudar a definir el musculo y adelgazar. Iremos viendo, por supuesto.
Y lo mejor: ¡es rosada! xD Sí, porque es sabor frutilla.
Les dejo una fotito del paquete y la marca.

No tengo mucho más para contar.
Apenas es martes y estoy un poco enferma (creo que estoy con anginas de nuevo), y me ha retado mi novio por no abrigarme lo suficiente. Pero sacando eso, poco más ha pasado.

Espero que tengan una semana maravillosa! :D
Éxitos para todas! 

lunes, 8 de junio de 2015

Junio

Sé que vengo un poco tarde a darle la bienvenida al mes, pero bueno, es lo que hay. ;)
Al fin junio llegó, lo que para estos lados del mundo significa la llegada del invierno. En mi caso particular, es un mes de paso, de transición, donde tengo que volver a ponerme a estudiar, porque rindo mesas de exámenes en julio. De todas formas, tengo que ponerle todas mis ganas a este mes, porque no hay feriados, así que no voy a tener ningún fin de semana largo, lamentablemente.
Espero que lo hayan empezando con todas las ganas! :D

En mi caso, junio empezó con la llegada de la regla. Con el tema del desajuste hormonal que me causó dejar las pastillas, la regla se me retraso toda una semana completa, durante la cual padecía mi paranoia. Tenía miedo de que no fuera un desajuste sino otra cosa (lease embarazo) y estuve un poco atacada hasta que llegó. Ahora que ya pasó, estoy mucho más tranquila, y espero no sucumbir de nuevo ante la locura para el próximo mes.
He cumplido 5 meses de entrenamiento continuo, y me veo más delgada. Sin embargo, porque todo tiene un pero, el viernes pasado me tocó salir a bailar y me puse un vestido ajustado, con el cual me sentía como una vaca marina (si es que existe) y nadie pareció notar todo el trabajo que tengo invertido en éste cuerpo. Pensé que tal vez alguien se asombraría por lo menos de mis piernas trabajadas, pero no. Así que, estoy un poco desilusionada por ello.
Siento que todavía no se nota lo suficiente, por lo menos para los demás. Pero sé que todo es cuestión de tiempo.
Me conformo con que mi novio me diga que me ve mucho más delgada y que cada vez es más sencillo agarrarme y rodearme. Mi peso es aún una incógnita, pero mi novio, que sabe cuánto peso, me ha deslizado que debo estar en los 52 kilos, más o menos. Por el momento, no me afecta, aunque obviamente me da paz mental pensar que tengo ese peso.
La realidad es que mis piernas se ven más pequeñas, tengo calzas que parecen pantalones porque no se ven tan ajustadas, y corpiños que me quedan grandes aunque sean comprados con tallas pequeñas. O sea, me estoy achicando. Como dicen, hay que darle tiempo al tiempo.
La Carnitina ha quedado atrás, no obtuve resultados mágicos, pero me ayudó a soportar el entrenamiento y acostumbrarme a él. Ahora que ya no la tomo, porque se me acabó, no me cuesta tanto entrenar. :) El próximo paso es comprar proteína, que me voy a comprar mañana mismo, y ver qué tal funciono con eso. Les iré contando.
Sé que les debo fotos de mis avances, pero todavía me siento un poco insegura, así que voy a esperar para hacer un antes y después más notorio.

La vida sana cuesta un montón, los fallos se hacen más notorios e indisimulables, al menos en mi caso. Si me hincho es porque he comido harina de más, punto. No es porque hace mucho que no como y me hinché de repente, es porque como mal, y eso te hace tomar conciencia de todo cuanto te llevas a tu boca.

En fin, lamento soltar toda la parrafada de repente.
Espero que hayan tenido un perfecto comienzo de mes! Y sino, piensen que todavía tienen un mes para corregir cualquier error!
A por una semana espectacular! ^^

domingo, 24 de mayo de 2015

Demasiado tiempo sin pasar...
Pero es que estuve estudiando para mis finales, y esta semana finalmente rendí. Rendí dos examenes, uno el lunes y otro el martes, y aprobé ambos. Hasta me felicitaron ambos profesores. Así que, ahora puedo decir que estoy a cuatro finales de ser abogada, y sepan que no doy más de ansiedad por terminar.
A raiz de lo anterior, puedo decir que me descuide un poco en cuanto a la comida, aunque nada grave. De todas formas, sé que no estoy en mi mejor forma.
Encima, como se supone que este fin de semana me tiene que venir la regla, estoy más redondeada que de costumbre. Y no me siento para nada cómoda. Porque estoy gorda, me mire por donde me  mire. Pero confío que en cuanto esto pase, todo va a estar.
De paso, rezen por mí, para que me venga, porque deje las pastillas y este es el primer mes.
Espero que esten de maravillas!
Desde ya les pido perdón por algún error de tipeo, porque estoy escribiendo desde el celu.
Las adoro!
Muchos éxitos para todas!

domingo, 10 de mayo de 2015

Me alegra muchísimo que mi última entrada les haya traído buenas energías. :D Creo que la idea siempre es dejar cosas positivas a pesar de la adversidad.
Bien, he dejado las pastillas anticonceptivas, y llevo ya más de una semana sin tomarlas. Mi cuerpo se hinchó, se expandió, se puso inmanejable, pero ahora recuperó sus dimensiones normales, y estoy a la expectativa de ver si adelgazo o no como me dijeron.
Fear Factory me preguntó en los comentarios qué es lo que entreno. Pues bien, hago pesas. Lo que harías normalmente en un gimnasio, pero yo lo hago en la casa de mi novio que tiene el equipo suficiente para hacerlo sin pagar un gimnasio, y como él es profesor de educación física mejor todavía. Me entrena un profesional ;).
Mi rutina esta separada en tres días donde ejercitó diferentes partes del cuerpo: un día hago pecho y espalda, otro día hago brazos, y el tercero piernas, que es el más fulminante. He pasado de usar la barra sin peso, a poder levantar hasta 10 kilos (que tampoco es tanto, jajajaja). Y además de eso, los lunes, miércoles y viernes le sumo cardio (hago bicicleta) al terminar la parte de pesas, y los martes y jueves exclusivamente hago abdominales al terminar. Es bastante completo, y cada sesión me lleva como mínimo hora y media, sin contar el extra del cardio y los abdominales. Y entreno de lunes a viernes.
Sinceramente creo que mi problema no es la rutina de ejercicio, es la comida. Estoy completamente abandonada en ese sentido. No es que coma mal, pero no como lo suficiente y los fines de semana la calidad de los alimentos termina por el piso. Dentro de todo, intento seguir una línea, pero noto perfectamente dónde esta el error, y tengo que ponerme a cocinar con urgencia, porque lamentablemente lo que necesito comer no siempre lo encuentro empaquetado. Mi objetivo de la semana es ver si logró hacer la lista de los alimentos que necesito para cocinar bizcochuelos y cosas dulces, que es donde más me tiento y fallo. En lo demás estoy bien: no como tanto pan, ni tanta carne roja, y siempre hay en casa reserva de frutas y verduras.
Estoy preparando dos finales para la semana que viene y estoy un tanto petrificada. Pero espero que todo vaya bien. :)
Hermosas, espero que tengan una hermosa semana! 
Muchos éxitos y buenas vibras!
Hasta la próxima! 

domingo, 3 de mayo de 2015

Nuevo mes, nuevas expectativas

Comento antes de empezar que me pese de espaldas para no ver el número de la balanza. No estoy para nada preparada para ver cuánto peso aún.



Bien, mayo ha comenzado!
Por estos lados del mundo, mayo trae frío, un vistazo de lo que va a ser el invierno, pues todavía estamos en otoño. Generalmente, mayo no me sugiere nada, pero ahora que tengo dos examenes finales en puerta, me trae obligaciones: estudiar mucho, mantenerme tranquila y esperar lo mejor. Es el primer año en que me encuentro con un mayo tan atareado, ya que estoy rindiendo las últimas materias de mi carrera y me causa más trabajo esto que preparar parciales.
Para este mes, tengo muchos proyectos y expectativas. Quiero estudiar con todo mi corazón y esfuerzo, quiero entrenar mi físico hasta las últimas consecuencias, quiero mejorar mi alimentación y quiero ser un poquito más feliz a pesar de todo. :D
Desde dónde empiezo? Pues, la regla recién ha remitido ayer, cosa que normalmente no ocurre, pero con esto de que no voy a tomar más pastillas, mi cuerpo se esta acostumbrando a fluir naturalmente, sin que las pastillas anticonceptivas se lo indiquen. El miércoles tome la última, y me siento un poco desarmada con mi cuerpo, pero supongo que con el paso de los días, iré volviendo a mi estado inicial.
Tengo muchas ganas de ver a fin de mes, si es real o no eso de que adelgazas cuando las dejas de tomar. Si fuera así, o que al menos pudiese adelgazar con mayor facilidad, estaría más que agradecida.
No hay mucho para contar, afortunadamente a mi novio también le está yendo muy bien, así que, estoy muy tranquila y feliz en mi corazón. Tan solo falta que mi cuerpo acompañe el cambio y voy a estar mejor todavía.

La vida se conforma de pequeños momentos perfectos, y hay que disfrutar cada uno. Con esa filosofía voy a enfrentar el mes.
No voy a preocuparme si un día como demasiado poco, voy a empezar a escuchar a mi cuerpo. Mientras él no pase hambre y yo no coma demasiados carbohidratos complejos e innecesarios, sé que voy a estar bien.
Ojalá mayo les sonría, hermosas! Y que tengan un hermoso comienzo de semana! :D

domingo, 26 de abril de 2015

De nuevo

No he aparecido en estas semanas porque me regalaron un celular nuevo y básicamente he estado aprendiendo a usarlo. Las maravillas de la tecnología me han mantenido apartado del mundo y es bastante patético confesarlo, pero es real: me obnubiló un celular.
Como sea, también he estado ocupada viviendo. He ido de viaje con mi familia, he entrenado mucho y estoy intentando estudiar sin que mi mente se ponga a divagar en cuestiones como que soy una burra. Porque la realidad es que cada vez que agarro un libro, siento que no voy a entender nada de antemano porque soy eso: una burra completa. Pero intento que el sentimiento no me gane porque no me hace bien.
Me pesaron. Fue hace casi un mes, de espaldas, y fue mi novio para calcular cuántas calorías debo consumir para bajar de peso, de acuerdo a una fórmula mágica que encontró no recuerdo donde. De ese cálculo surgió que debo consumir al menos 1300 calorías, con un porcentaje específico de carbos, proteínas y grasas. Por supuesto, pedí no saber cuánto peso y supongo que si no me lo dijo de todas formas es porque no estoy cerca de los 50 kg. No obstante ello, que también intento que no me afecte, no he logrado llegar a las 1300 calorías en todo el mes, salvo el fin de semana que estuve de viaje que hice las cuatro comidas. Creo que un día llegué a las 1100, pero no más de eso, y es raro porque siempre pensé que sería sumamente fácil comer cualquier cosa y llegar a esa cantidad. Pero parece que no. Encima, como todas, tengo mis reglas auto impuestas que me cuesta romper: nada de harinas después del almuerzo, nada de comida si ya son las 10 de la noche, a partir de las 8 de la tarde solo puedo comer frutas... Y cosas así. El tema es que no es que tema engordar, simplemente no me entra más comida y tampoco estoy siendo muy creativa para acostumbrarme a comerlas. Y mi novio ya me advirtió: "si no llegas a esa cantidad, no vas a adelgazar." Cierto o no, la realidad es que no creo que haya adelgazado de ninguna forma, así que, me siento bastante estancada por ese lado.
Me esta por venir la regla, y mi humor y mi cuerpo se sienten enfermos. No sé por qué, pero esta regla hasta ahora esta siento infernal: todo me marea y me da asco, y presiento que los dolores cuando empiezen van a ser muy dolorosos.
Les comento sobre eso que este mes dejo las pastillas anticonceptivas, porque según la ginecóloga llevo demasiados años con ellas y ya he excedido el tiempo por el que se pueden usar ese tipo de tratamientos. Así que, luego de esta regla, mi cuerpo se queda sin pastillas y veremos qué cambios se darán. Muchas me dicen que se adelgaza dejando las pastillas y, patéticamente, tengo toda mi fe en ello. Por supuesto, sé que deberé tener una cuota extra de cuidado para no quedar embarazada, pero se hará lo que se deba hacer, no? ;)
Espero sinceramente que todas se encuentren bien. :D
Éxitos para todas!

sábado, 4 de abril de 2015

Bien

Bueno, así como aparezco los días en que me encuentro triste, tengo que aparecer los días en que estoy bien/ feliz. Hoy estoy bien.
Agradezco muchos sus comentarios. Ahora me encuentro más tranquila sobre el tema de la Universidad, y creo que ya no voy a tener problemas. He hecho el "duelo" necesario, y creo que tengo el alma lo suficientemente curada de mis errores como para poder seguir adelante, con la frente bien alta por supuesto. :)
Quiero este abdomen! :D
Durante esta semana, mientras me iba mejorando de mis anginas, mi cuerpo fue deformándose por la regla, lo cual me sumió en una tristeza muy grande, porque entre la debilidad de la enfermedad y la sensación de sentirme un globo, me veía terriblemente pesada. Ni gorda ni musculosa, pesada. Cuando hacía ejercicio, no podía hacer dominadas cómodamente porque no lograba sostener mi peso corporal, y lo traducía como "estás más gorda", aunque ahora me doy cuenta de que simplemente no estaba al 100% de mis energías.
Es difícil darse cuenta de que el cuerpo tienen un montón de funciones más aparte de adelgazar o engordar. La fiebre y las enfermedades te afectan aunque una crea que no, y yo durante los días de enfermedad comí bastante menos que lo normal, así que ¿cómo iba a tener fuerzas para hacer ejercicio como de costumbre? Una se escinde tanto de su cuerpo que se olvida que la fuerza que tiene la mente no siempre va a acompañada de la fuerza del cuerpo. Es fantástico, y a su vez peligroso, ver cómo podemos vivir dos mundos paralelos: el que habito en mi mente y el que habito en mi cuerpo. Con los años, he notado que anulo lo que siente el cuerpo. He aprendido a sentir hambre de nuevo y reconocerla antes de sentirme completamente enferma por la falta de comida, cuando en realidad es algo tan simple.
En fin, creo que me estoy yendo por las ramas...
Lo que quería contar hoy es que, luego de pasar una Semana Santa reflexionando sobre todo, he decidido dejar el pan definitivamente en todos los horarios. Antes lo permitía hasta las 3 de la tarde, pero me doy cuenta de que no me genera ningún beneficio, así que, adiós pan! De a poco quiero ir deshaciéndome de las galletitas dulces, pero vamos por lo fácil para empezar.
Espero que me funcione, y sobre todo, que ayude a maximizar mi entrenamiento, porque aunque no quiera, siento que estoy un poco estancada en los resultados de mi cuerpo.
Sigo sin pesarme, pero creo que, si he engordado realmente, no debo superar los 53 kilos como mucho, y son pesos que no me quitan el sueño aún, así que, seguiré en la ignorancia. Al menos hasta que me sienta con seguridad de subirme a la balanza.


Espero que todas tengan unas Felices Pascuas!
Éxitos para todas! :D

martes, 31 de marzo de 2015

Último día del mes

Y bueno.. Así termina el primer trimestre del año, y creo que me ha dejado más desarmada que triunfante.
Sinceramente, me siento un fracaso. Sobre todo en cuanto a la Universidad se refiere, y es que tengo tanto pánico de rendir y que me vaya mal en estas últimas materias, que me está resultando traumatizante rendir, como si no hubiese sacado ya un montón de materias antes. No entiendo por qué estoy tan sensible y carente de seguridad, yo no era así, lo aseguro. No sé por qué estoy tan herida, pero voy a forzarme a hacerlo todo bien para los próximos examenes.
Si bien he hecho ejercicio todos los días, mi alimentación no ha sido algo que haya podido mejorar rotundamente, y me doy cuenta porque los cambios no son drásticos tampoco, por lo que creo que para mejorar lo que veo en el espejo deberé tomarme más en serio el hecho de que el cuerpo también se construye en la cocina.
Y para cerrar "con broche de oro" el mes, me enfermé. El domingo me agarró una fiebre terrible y dolor de garganta, fiebre que no se me bajaba ni aunque tomé antibióticos. Al final, terminé el lunes, es decir ayer, en el hospital para que me recetaran algo para que me bajara la fiebre. Ahora estoy mucho mejor, aunque no he ido a trabajar porque tengo anginas y es contagioso todavía, pero creo que prefiero trabajar antes de estar sufriendo con fiebre.
No sé, sé que mis últimas entradas son repetitivas en cuanto a que me siento insatisfecha con mi vida y mis logros en general, y es real. No me siento conforme con lo que estoy haciendo, más bien con cómo estoy actuando ante la vida. Paso las noches dando vueltas pensando y repitiendo por qué hago las cosas como las estoy haciendo (es decir mal), y cuando logro convencerme de que estoy preparada para hacer todo como corresponde, llega la oportunidad de comportarme y PUM! De nuevo me mando un papelón. Por qué de repente soy así? Siempre fui insegura, pero no recuerdo que eso me haya detenido antes. Y ahora que siento que todos se van a recibir antes que yo, me desespero, porque todo el tiempo que tenía de más y que llevaba de ventaja, lo he perdido por imbécil y me frustra... Y ya me largo a llorar.
Esto no puede ser solo estrés, que es algo tan intangible que no sé muy bien lo que es, debe ser algo más. Así que, si alguna me quiere echar luz, lo agradecería.
Supongo que estoy más sensible de costumbre por esto de que he estado enferma y encima me ha bajado la regla, pero hace meses que arrastro esta sensación interior de incomodidad, este miedo a la oscuridad que proviene del remolino que es mi cabeza. No creo en el mal de ojos ni en supersticiones, pero a veces me parece que alguna energía negativa me ronda, porque esto no es normal en mí.

En fin, espero que todas tengan una hermosa semana! Prometo que mi humor va a ir cambiando para mejor.
Y no teman a nada nuevo que se presente, porque sino van a terminar como yo, contaminadas por el miedo, cuando en realidad son más que capaces para hacer cualquier cosa. :D
Ánimos y éxitos para todas!

martes, 24 de marzo de 2015

Un mes


Un mes completo sin pasarme por aquí, y aun así, visto en retrospectiva, no parece tanto tiempo.
Mi cumpleaños pasó sin pena ni gloria, o mejor dicho, con mucha pena y sin gloria. Aunque agradezco que todas me hayan saludado, la verdad es que es en esos momentos cuando te das cuenta de a quién le importas, y este año me saludó todo el mundo. Hasta los del lugar en el que trabajo me festejaron el cumpleaños y me hicieron un presente.
Estuve preparándome para mis examenes finales sin éxito, porque estoy en un momento en que quiero despedirme de las últimas materias con buenas notas y con el menos sufrimiento posible. Así que, sigo debiendo 6 materias, que son demasiadas.
Sigo entrenando como una animal. Hago un promedio de dos horas por día ejercicio, cinco veces a la semana, tomando un quemador y carnitina cada día, sin encontrar aún resultados maravillosos. Tal vez lo que falle un poco es la dieta, siento que como demasiado. Pero sé que no es tanto. Aunque mi ingesta haya aumentado a unas 800 calorías al día, no es tanto, me parece.
Supongo que lo que me sigue frustrando es que nadie note mis cambios. La única que me ha dicho algo es mi mamá, que cada vez que puede me dice que soy flaca, pero nada fuera de lo normal. En casa de mi novio, que es donde entreno y me ven más seguido, no dice ni una palabra, pero creo que tiene que ver también con el hecho de están casi todos a dieta y los debe poner mal reconocerme algo así, no lo sé.

Creo que no me pasé antes a comentarles cómo me sentía por la sencilla razón de que yo me sigo sintiendo como una morsa. No siento avances visibles, a pesar de que el ejercicio me ha hecho ganar fuerza y una mejor postura, lo cual en todo caso es esperable. Pero en mi cuerpo (sobre todo el sector panza) no veo cambios remarcables. En quien sí los veo, por supuesto, es en mi novio que tiene unos brazos inflados y definidos.
No me he pesado y eso creo que aumenta mi inseguridad. Cada tanto le pido a mi novio que me levante en sus brazos y me pese de esa manera, siempre con el mismo resultado " no pesas nada" o "no estás más pesada". Sé que no me miente, pero no quiere decir que no este más gorda que antes, y eso me pone a maquinar más de la cuenta. Además, no me quiero pesar, porque si llego a tener razón, qué hago? Me odiaría y serían incontables días sintiéndome mal. Lo sé y por eso lo evito.
Supongo que deberé dedicarme a hacer la dieta en forma perfecta, es decir con menos carbohidratos, e ir animándome poco a poco.

Perdón por soltar de repente semejante parrafada de cosas siendo que hace un mes que no paso por aquí, pero ahora que no estoy estudiando, voy a estar más seguido con mis locuras.
Las extrañé y espero sinceramente que estén muy bien. :)
Éxitos para todas!

domingo, 22 de febrero de 2015

:)

A mi computadora, el navegador le anda de los mil demonios, así que actualizo desde Explorer aunque intentaba evitarlo, pero todo sea para poder mantenerme en contacto con el blog.
Agradezco sus buenas vibras, me fue bien en el examen, y ya solo me quedan 6 finales para recibirme. Cosa que espero concretar de acá a mitad de año. El mes que viene planeo rendir 2 exámenes más, así que, sigo estudiando.
Mi cumpleaños es el sábado que viene, o sea el último día del mes y soy pisciana. Se viene el gran evento de mi familia, porque como somos pocos, y encima mi hermano y yo nacimos el mismo día, todos vienen a festejar nuestro nacimiento.
Gracias a los nervios del final, limpié bastante mi organismo (porque me cansé de ir al baño), pero el sábado tuve un cumpleaños y comí hasta sentirme mal, así que no he salido del todo ilesa. No estoy particularmente hinchada, pero no me siento muy bien por ese motivo. Lo bueno es que como ahora viene mi cumpleaños, mi mamá va a alimentarnos bastante liviano para poder llegar tranquilos al sábado.
Sigo sin sentirme particularmente delgada, y mi novio anda preocupado porque dice que no puede ser que cambie mi cuerpo sin que yo me de cuenta de ello. Pero, como le dije, si el único que lo nota es él, es obvio que voy a dudar de lo que veo o voy a ver cualquier cosa. Objetivamente no me veo obesa, pero me sigo viendo ancha cuando me miro de lado en el espejo, y como de su familia, por ejemplo, no he obtenido ni un solo comentario del estilo, qué voy a pensar? Que estoy puñeteramente igual, sobre todo cuando a él sí le han hecho notar que se ve diferente. Es bastante frustrante todo eso. Incluso a mi cuñada le dicen casi todo el tiempo que esta más delgada cuando la realidad es que esta igual que siempre.
En fin, no quiero enrollarme más con el tema. Solo quería pasar a agradecer sus siempre lindos comentarios y hacerles saber que estoy bien, dentro de todo.
Hasta la próxima!
Éxitos en esta nueva semana! :D

martes, 17 de febrero de 2015

Poniéndome al día

Sé que desaparecí muchos días, pero justo empezé a trabajar y a estudiar, así que se complicó un poco retomar el blog.
Hoy me pongo al día porque ya ha pasado casi todo el mes, y está tan cerca mi cumpleaños que me da miedo.
No me he vuelto a pesar, la euforia de los 50 kg ya ha pasado y nuevamente me siento un poco desconcertada con mi peso. No me veo delgada. Me veo gorda, no importa cuánto esté entrenando y todas las delicias que me estoy negando, me veo gorda. Y dudo que vaya a cambiar por lo pronto.
No entiendo por qué pasa esto. Por qué será que cuando parece que logramos algo nos damos cuenta que en realidad no hemos logrado nada o que aún falta mucho para llegar a la meta. Tal es así que creo que he engordado, aunque no haya comido diferente en estos días, pero presiento que por la mala suerte que tengo probablemente he engordado un par de kilos. Y si no he engordado, me da la sensación de que estoy en los mismos kilos de siempre.
Tal vez sea porque mi novio sí a recibido halagos por los cambios que ha tenido su cuerpo con el entrenamiento, y yo no, siendo que entrenamos juntos la misma cantidad de tiempo. Creo que el único comentario fue en el trabajo de parte de un abogado al que le caigo bien, así que no cuenta. Mis compañeros de trabajo no han hecho ni una mención al tema, y me desmoraliza un poco.

De todas formas, sigo para adelante. Qué se gana tirándose una abajo? Nada. Y como nada va a cambiar de todas formas, prefiero tirar para adelante sin pensarlo.
Estoy tomado L-Carnitina y un quemagrasa. Mi rutina es la siguiente: me levanto y tomo mi suplemento vitamínico (aunque ahora estoy comiendo mejor siento tanto o más frío que cuando no comía nada), desayuno y tomo el quemagrasa, y media hora antes de entrenar una pastilla de L-Carnitina.
Apenas voy una semana usándola y no siento grandes cambios, pero supongo que se hará mucho más notorio a medida que el frasco vaya vaciándose.
Si quieren saber más de la L-Carnitina, díganme y le hago una reseña.

Las dejo por el momento. :)
El viernes rindo un examen final, así que deseenme suerte porque quiero que me vaya bien.
Éxitos para la semana! ^^

domingo, 1 de febrero de 2015

50 kg

He pasado mucho tiempo temiendo a la balanza, y el viernes decidí hacerlo. Subirme y enfrentar mi destino.
Y ví lo más sorprendente. Realmente, esperaba ver 10 kg, lo cual dice de la locura que llevo encima y de lo mal que me veo a mí misma.
Pero no, la balanza marcó 50kg, con una pequeña oscilación hacía los 51 kg.
Sea como sea, es mucho menos de lo que esperaba.
He hecho ejercicio exhaustivo esta semana, he comido medianamente limpio, y me encuentro con esto.
Todavía no lo proceso, todavía no estoy del todo convencida de lo que vi y de lo que veo en el espejo. Pero no quería dejar de informar esta noticia.


Qué me espera?
Pues, mañana empiezo a trabajar, voy a hacer dos rutinas de ejercicio por día, voy a comer poco y comenzaré tratamiento con L-Carnitina y un quemador de grasa.
Las mantendré informadas.

Por el momento, hasta la próxima!
Éxitos con esta nueva semana! ^^

martes, 27 de enero de 2015

Ordenando

He tenido una semana vertiginosa, llena de cumpleaños y compromisos sociales, y en medio intentando llevar adelante un entrenamiento y una dieta... Que por supuesto hice a medias, así que, estoy queriendo ordenarme nuevamente para lograr los resultados óptimos.
Ayer tuve el último cumpleaños importante que tendré hasta que termine febrero, que será mi cumpleaños. Y hasta entonces, no quiero saber nada con comidas extras ni gaseosas ni tortas. No está mal tener permitidos, ocasiones especiales y esas cosas, pero he llegado a sentirme asqueada de tanta comida, incluso un poco enferma, y eso habla de una cierta intoxicación que tengo en el organismo de comida poco saludable.
Lo único bueno de estos días es que, el domingo salimos con mi familia a pasar el día al aire libre, así que, anduve de bikini, y mi hermano me dijo que soy súper flaca. Y para que un hermano diga eso es mucho pedir. :)
Agradezco sus comentarios infinitamente. Sé que usar la 34 habla de cierta delgadez, pero, no la veo y nadie la ha visto tampoco. Mis padres se resisten a decírmelo, en casa de mi novio está también la indiferencia total sobre ese punto, y mis amigas... Bueno, tampoco las he visto, pero suelen anularme también en ese sentido. Así que, no sé ni qué creer ni qué pensar. Además, hace un tiempo que me parece que los talles los están haciendo más grandes, así que no estoy segura de nada en este punto de la vida.
Para colmo que no tengo ni idea de cuánto peso exactamente, y me da mucho miedo hacerlo. El ejercicio ha mejorado mi cuerpo, en dos semanas he logrado que casi no tenga panza entre otros detalles, pero seguramente ese músculo ha tenido repercusiones en mi peso, así que con más razón no quiero saber nada con enfrentarme a la balanza.
Lo sé, mi vida es un caos...

Pero, por el momento lo único que me queda y que tengo que hacer es organizarme. Esta semana es mi última semana de vacaciones, porque probablemente vuelva a trabajar la semana que viene, así que tengo que organizar el estudio esta semana y por supuesto la dieta y el ejercicio.
Ese es el objetivo de la semana: organizar. 

Espero que tengan una semana maravillosa! ^^

miércoles, 21 de enero de 2015

Vergüenza

Si, vergüenza me da darme cuenta de que me fui de campamento con mi novio y su familia y no se me ocurrió llevarme mi diario para controlar las calorías, y para peor, me acordé que estaba haciendo la SG cuando me estaba volviendo. Soy medio estúpida.
El viernes tuve la dichosa fiesta de disfraces, y me dí cuenta de que hasta en negro parezco una ballena. Así que estuve la mitad de la noche incómoda pensando en que me veía culona de un lado o panzona del otro.
El sábado escapamos con la familia de mi novio a un camping por el cumpleaños de su hermanita. Comí normalmente, aunque nunca me sentí redonda de comida, por supuesto. Pero cuando tuve que ponerme la bikini, me sentí pésimo. Intenté esconderme lo más que pude, meterme al agua rápido y cuando nadie me veía, o salir y ponerme inmediatamente el vestido playero. Un desastre.
Aún así logré tostarme y ahora se me está por caer la nariz de la quemazón, jajajaja.
El tema es que llegó el domingo, y como no veíamos chances de volver a organizar una escapada en carpa nuevamente, mi novio y yo decidimos quedarnos. Y quedarme significó comer aún peor: facturas, galletas, pizza. Dentro de todo me medí, y la panza no me creció. Es más, creo que visualmente volví más delgada. Pero cuando me acordé que en vida normal estaba haciendo una dieta, se me cayó el alma a los pies. Me sentí muy ridícula.
Volvimos ayer, pero como era el cumpleaños de la otra hermana de Ale, también tuve un día libre. Así que recién hoy voy a volver con todo a la dieta y al ejercicio.
Por supuesto, voy a dejar la SG en suspenso hasta la semana que viene, pero esta semana voy a matarme de hambre y exigirme al máximo. Hay tiempo perdido que debo recuperar.
No me siento mal de los días que pasé. Fue muy divertido, nadé e hice algo de ejercicio. Además, aunque yo no pueda verme como soy realmente, me puse un jardinero de pantalones cortos talle 34 que me iba grande, y yo exultante de felicidad, aunque nadie note esos pequeños cambios. Voy a hacer que todos los noten pronto.
Así pues, agradezco sus comentarios infinitamente. Son unos amores, y la verdad es que me dió bastante vergüenza verlos cuando yo me he portado tan mal, pero procuraré que se sientan orgullosas de mí :).


Enero se nos está yendo, pero voy a hacer todo lo posible para que no se vaya en vano. 

jueves, 15 de enero de 2015

Los primeros tres días

Creo que todas coincidimos en que los primeros tres días de cualquier cosa son cruciales para determinar nuestra continuidad en cualquier actividad.
Pues, en la dieta, he pasado bastante duros estos tres primeros días.
Quién pudiera verse así en bikini!
No sé por qué motivo cósmico estoy durmiendo bastante mal, de dormirme a la 1 am para despertarme dos horas después y tirar despierta hasta las 3 pm que me rindo ante el cansancio de la siesta. El tema es que, entre que no estoy durmiendo bien y que he estado muy hinchada en el sector abdomen sin motivo aparente, todo lo he sentido el doble.
Me ha sentado muy mal no poder comer harinas después de las 3 pm, me ha sentado terrible pasar hambre, y las privaciones que en otro momento no tomaría tan gravemente me han minado el ánimo.
Lo bueno es que, como he estado entrenando bastante fuerte, he compensado todo lo demás. Como que el ejercicio ha hecho que sienta que todo vale la pena, y es lo que ha evitado que desista en estos tres días cruciales.
Hoy me levanté un poco más deshinchada (tampoco estamos para dar saltos de alegría), pero me siento un poco más positiva con la vida. Sigo durmiendo mal, de hecho escribo esto con tres horas de sueño encima solamente, pero vamos de a poco.
Lo malo es que me siento, aunque un poquito más segura que el domingo, todavía bastante inhibida con mi cuerpo. Al punto de andar con campera en pleno verano. Mi cuerpo me hace sentir muy mal todavía, y lo peor es que mañana tengo una fiesta de disfraces y el sábado voy a tener que salir y ponerme la bikini, así que ando bastante estresada con el tema.
Lo bueno es que, como todos son planes que voy a compartir con mi novio, me ha aclarado que no me preocupe por comer correctamente. Porque no me preocupan las tentaciones,las puedo controlar, lo que no quiero es quedar como la novia loca que come cosas muy magras, light y sanas enfrente de los curiosos. Así que, que él me incentive a continuar firme con mi estilo de vida, me hace todo un poco más llevadero.

Bueno, finalmente, los intakes de la SG, que hasta ahora va bastante bien:

Día 01: 400 calorías
405 - 87: 318

Día 02: 300 calorías
478 - 132: 346

Día 03: 400 calorías
693 - 476: 217

Hoy por suerte tengo un margen un poco más grande, pero creo que no voy a tener problema.
No estoy llegando a usar todas las calorías NO destinadas a frutas y verduras, pero es que es increíble la variedad de comidas que se abren a tu paladar cuando solo tenes esas dos cosas para cocinar. Realmente, te olvidas de que existen el pan y las galletas, porque te obliga a ser creativa.



Espero que a todas les esté yendo de maravillas, y que tengan un hermoso fin de semana! 
^^

lunes, 12 de enero de 2015

Dieta Skinny Girl

Escribí la entrada anterior y las cosas me empezaron a salir al revés. Se me fue la regla, y en lugar de quedar delgada, me hinché por todo lo que no me había hinchado. Realmente, no lo entiendo, y aunque hice ejercicio y todo, acá estoy, hecha un chancho y la verdad es que me sienta del demonio sentirme así, con el abdomen repentinamente deformado y convertido en una lavadora. Agh, no me puedo ni mirar, y me molesta mucho, porque hasta hace dos meses era una cílfides, y de a poco, me dejado convertir en esto. Esto como se llama? Tener a mi novio cerca para que me mime y yo dejarme mimar comiendo de más, porque no es que coma cualquier cosa, es que como de más.
En fin, como el sábado tengo una fiesta de disfraces y una ronda de cumpleaños, he decidido hacer la dieta SG como una forma rápida, pero bastante saludable, de recuperar mi cuerpo. La hice el año pasado, y logré bajar 4 kilos (de 58 a 54), ahora que estoy en 53 (supuestamente) vamos a ver en cuántos kilos me quedó. Me conformo con bajar dos. No tengo grandes expectativas, solo quiero reglas y orden, para yo sentirme en equilibrio porque estoy cumpliendo con todo. 
A su vez, voy a intentar llevarla adelante lo mejor posible, respetando las horarios de comida. No es muy diferente a lo que ya estoy haciendo, pero, como dije, el tener reglas o pautas que seguir me hace sentir en control.
Hoy es el día 01. No cuento las calorías de frutas y verduras para la dieta, pero el conteo de las calorías totales lo hago igualmente simplemente para mi control personal.
Aquí les dejo la dieta por si alguna no la conoce:

Agradezco infinitamente sus comentarios tan bien intencionados. Me alegra saber que están. ^^
Bueno, voy a contar algo sobre mí antes de despedirme.
Ayer, mi novio Ale y yo cumplimos 5 años de novios. Para la que no lo sepan, mi novio y yo nos conocemos desde que tenemos 6 años porque fuimos a la escuela juntos y al mismo curso toda la vida, y sí, me gusta desde que tengo esa edad. Es definitivamente el amor de mi vida, y sé que yo soy su adoración también. Así que, 5 años a su lado no son nada.
Él es profesor de educación física y me entrena y ayuda con todo el tema referente a la comida para que algún día yo pueda sentirme mejor conmigo misma. Le agradezco infinitamente todo lo que hace por mí.
Así que, si tengo una sola razón para amarlo es esa: que me conoció con todos mis problemas y en mis etapas más críticas (cuando me cortaba y comía un tomate cada dos días) y aún así, se echó mi dolor en sus hombros y me acompañó (me acompaña). 
Es lo más especial que tengo y si he mejorado como persona en estos 5 años es gracias a él. :)


Por el momento, no hay mucho más que contar. Volveré en unos días para contar cómo sigue la SG. Por ahora, vamos las 20 calorías del café.
Deseenme suerte! ^^
Éxitos en esta nueva semana!

viernes, 9 de enero de 2015

Mirarse con los lentes puestos

Día 05 de la dieta. 
Creo que vamos bien, estoy comiendo poco, aunque abundante en frutas. Mis intakes se mantienen entre 500 a 700 calorías, lo cual me disgusta, pero mi novio insiste en que no lo tenga en cuenta y solo coma saludable. En estos cinco días, recién hoy desayuné un par de rebanadas de pan con mermelada light, como para sacarme las ganas, pero en general tengo las harinas blancas controladas. :)
El título de la entrada tiene que ver con el hecho de que uso anteojos para ver. Generalmente no los uso sino para estudiar, y ayer me los puso para probarme un par de prendas que considero que me quedan horribles. Cuando me ví con lentes y todo lujo de detalles, me sorprendió lo bien que me quedaban. Lo plano de mi abdomen y lo pequeño de mi cintura. Tal vez haya sido simplemente una ilusión o justo en ese momento estaba de buen humor, pero me alegra ver cambios positivos en mi cuerpo. Y eso que solo van cinco días.
Hay que seguir con todo. :D


Lamento hablar solo de comida últimamente, pero no sé si se les interesara saber algo más, así que, si quieren que hable un poco más de mí, haganmelo saber.

Éxitos, hermosas!
Y que tengan un excelente fin de semana!

domingo, 4 de enero de 2015

Mañana es el día 01

Mañana voy a comenzar la dieta perfectamente saludable y equilibrada que mi cuerpo merece, y el ejercicio fuerte que necesito para adelgazar y mantenerme en forma.
Empiezo el recorrido con 53 kg en mi haber, aunque la regla está encima y no es un peso seguro, pero espero verlo descender con el tiempo.
Mi intención con todo esto es adelgazar, mantenerme activa y darme cuenta de que el ejercicio es de las mejores cosas que he podido descubrir en este tiempo.
Poco a poco voy a ir contando mis progresos, pero estoy muy emocionada con todo esto. Mañana toca empezar suave y comprarme las zapatillas que necesito para correr y andar en bici, porque realmente quiero empezar con todas las cosas dispuestas para ello. :D
Por un exitoso primer lunes del año! ^^



En este 2015 vamos por todas!

viernes, 2 de enero de 2015

Año Nuevo


Al final, pasé un fin de año bastante decente y tranquilo junto a mi familia, solo los cuatro, y estuvo bien. No hubo demasiada comida, y me levanté muy plana ayer. Hoy también, y no estoy muy segura del por qué, pero voy a agradecerlo sin más.
Tengo mis propósitos para Año Nuevo, pero el fin y comienzo de año fue algo accidentado, no me siento presionada a ponerme de inmediato a cumplir esas metas. Sin embargo, para tenerlas presentes, son las siguientes:

*Recibirme
*Hacer ejercicio todo el año. 
*Modificar completamente mi dieta (lo más saludable y natural posible)
*Ser un ser sociable (pero sin forzarme a serlo)
*Terminar mi novela
*Hacerme al menos un tatuaje
*Ser lo más libre y feliz posible. 

Tal vez son cosas un poco ambiciosas, pero, soñar no cuesta nada, y parte de tener metas muy altas es que cuento con que solo voy a poder lograr tal vez una mitad de ellas.
Por el momento, voy a ocuparme del ejercicio diario, de mejorar la dieta y de terminar mi novela. Podría ser sociable e irme con mis amigas a hacer campamento, pero esta semana pasó. Esta semana quiero organizarme. Ya para la que sigue voy a ponerme con los demás objetivos, que implican relacionarme con gente.

Este año me ha llegado de improviso, a las patadas, accidentamente y casi sin querer, pero voy a poner lo mejor de mí para que sea lo mejor que se pueda ser. :)
Feliz Año Nuevo a todas las que me leen!
Siempre deseándoles lo mejor! ^^
No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.