Páginas

Seguidores

lunes, 8 de junio de 2015

Junio

Sé que vengo un poco tarde a darle la bienvenida al mes, pero bueno, es lo que hay. ;)
Al fin junio llegó, lo que para estos lados del mundo significa la llegada del invierno. En mi caso particular, es un mes de paso, de transición, donde tengo que volver a ponerme a estudiar, porque rindo mesas de exámenes en julio. De todas formas, tengo que ponerle todas mis ganas a este mes, porque no hay feriados, así que no voy a tener ningún fin de semana largo, lamentablemente.
Espero que lo hayan empezando con todas las ganas! :D

En mi caso, junio empezó con la llegada de la regla. Con el tema del desajuste hormonal que me causó dejar las pastillas, la regla se me retraso toda una semana completa, durante la cual padecía mi paranoia. Tenía miedo de que no fuera un desajuste sino otra cosa (lease embarazo) y estuve un poco atacada hasta que llegó. Ahora que ya pasó, estoy mucho más tranquila, y espero no sucumbir de nuevo ante la locura para el próximo mes.
He cumplido 5 meses de entrenamiento continuo, y me veo más delgada. Sin embargo, porque todo tiene un pero, el viernes pasado me tocó salir a bailar y me puse un vestido ajustado, con el cual me sentía como una vaca marina (si es que existe) y nadie pareció notar todo el trabajo que tengo invertido en éste cuerpo. Pensé que tal vez alguien se asombraría por lo menos de mis piernas trabajadas, pero no. Así que, estoy un poco desilusionada por ello.
Siento que todavía no se nota lo suficiente, por lo menos para los demás. Pero sé que todo es cuestión de tiempo.
Me conformo con que mi novio me diga que me ve mucho más delgada y que cada vez es más sencillo agarrarme y rodearme. Mi peso es aún una incógnita, pero mi novio, que sabe cuánto peso, me ha deslizado que debo estar en los 52 kilos, más o menos. Por el momento, no me afecta, aunque obviamente me da paz mental pensar que tengo ese peso.
La realidad es que mis piernas se ven más pequeñas, tengo calzas que parecen pantalones porque no se ven tan ajustadas, y corpiños que me quedan grandes aunque sean comprados con tallas pequeñas. O sea, me estoy achicando. Como dicen, hay que darle tiempo al tiempo.
La Carnitina ha quedado atrás, no obtuve resultados mágicos, pero me ayudó a soportar el entrenamiento y acostumbrarme a él. Ahora que ya no la tomo, porque se me acabó, no me cuesta tanto entrenar. :) El próximo paso es comprar proteína, que me voy a comprar mañana mismo, y ver qué tal funciono con eso. Les iré contando.
Sé que les debo fotos de mis avances, pero todavía me siento un poco insegura, así que voy a esperar para hacer un antes y después más notorio.

La vida sana cuesta un montón, los fallos se hacen más notorios e indisimulables, al menos en mi caso. Si me hincho es porque he comido harina de más, punto. No es porque hace mucho que no como y me hinché de repente, es porque como mal, y eso te hace tomar conciencia de todo cuanto te llevas a tu boca.

En fin, lamento soltar toda la parrafada de repente.
Espero que hayan tenido un perfecto comienzo de mes! Y sino, piensen que todavía tienen un mes para corregir cualquier error!
A por una semana espectacular! ^^

3 comentarios:

Bárbara B. dijo...

Me hizo mucha gracia el comentario del mes sin fin de semana largo. Que mal acostumbradas que estamos a todos los puentes jajaja
En cuanto al entrenamiento TE FELICITO POR LA CONSTANCIA! Es algo que no todo el mundo hace con ganas ni dura tanto.
Que tengas muy buen inicio de mes!
Un beso!

Elena Holland dijo...

Hola holaaa! Buen comienzo de mes para vos tambien, lindaa! y seguí asi que prontito vas a llegar a tu meta :) estas realmente muy cerca! Tu perseverancia con el gym es admirable!! yo no pude continuar por mis horarios de la facultad -.-
Que tengas una buena semana, y saludos!

Cheshire dijo...

Que bien que hayas podido entrenar asi!! Quiero ver esas fotos, pero voy a ser paciente y esperar jajaja.
Y si, me imagino que comer sano cuesta un monton, con la cantidad de antojos que tenemos en todos lados (hay un kiosko cada una cuadra masomenos). Un bajon. Pero es todo cuestion de costumbre y vas bien :)
Segui asi!!
Un beso

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.