Páginas

Seguidores

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Miércoles

Me desaparecí toda una semana, porque, lo confieso: lo estuve haciendo mal. Es difícil tener la regla, no querer estudiar para los parciales, y sentirse terriblemente gorda: o comes o dormis, y yo me decanté por comer, sí, señor.
Por eso, decidí tampoco pesarme la semana pasada, y estos días (desde el sábado, porque mi día de pesarme es el viernes), intenté hacerlo bien. Ayer, fue un desastre, comí: un alfajor Águila y pastafrola de la mamá de mi novio, no es lo que normalmente como y por un día no se muere nadie, peeeeeero, lo malo es que comí eso a la noche, y me da cosa comer eso tan tarde. Es como que siento que me hinchó de más, engordo el doble, y no voy a poder ir más al baño porque me tapo con harina... Es mi sensación. xD
Pero, ayer, aún con el alfajor en la panza, y vestida con borcegos (que creo que pesan solos casi 1kg), me subí a la balanza. Y sigue marcando 55kg, así que, tranquila. Tal vez pese menos por el tema de que estaba vestida y digiriendo. Me queda, entonces, hacerlo bien estos días, y volver a pesarme el viernes en condiciones. :) Me siento muy bien, al menos, no he engordado tanto como creía.
El problema que se me presenta es que me voy de viaje unos días, y a donde voy hacen comida casera y en cantidad. Si bien se han acostumbrado todos a que yo coma un solo plato, y encima pequeño, no puedo evitar las comidas o hacerlas más livianas: en casa ajena, se come lo que haya, o no? Y eso sumado a que no voy a poder hacer ejercicio, no sé cómo irá a resultar.
Pero, me tengo fe con el control.


Entre otros temas, estuve pensando qué quiero hacer con mi vida alimenticia, a dónde quiero llevar mi dieta. Porque, convengamos, comer poco no es algo sostenible a largo plazo sin que te produzca problemas de salud, aún cuando el problema no llegue a diagnosticarse como anorexia, bulimia, u otra enfermedad así. Pero, no me veo capaz aún de comer como una persona normal y saludable. Es más, ayer comí unos caramelos sola y me sentí repugnante por hacerlo así, como a escondidas.
Mi idea es llevar mi dieta a un desayuno completo, un almuerzo moderado, y líquidos el resto del día. Nada más. No quiero comer más que eso, y me sentiría bien poder comer eso durante lo que me queda de vida. No por ello no voy a hacer concesiones saludables cuando haya alguna fecha especial. Pero me doy cuenta de que me siento cómoda comiendo restrictivamente, más allá de que como lo suficiente como para no morir de inanición, pero no me siento mal. Podría vivir así mucho tiempo más.
Como dije la entrada anterior, soy adicta a la sensación de hambre, a levantarme a desayunar medio descompuesta de la falta de comida, siento que así disfruto un poco más el acto de comer, que, debo decir, me importa bastante poco últimamente. Ya no siento que me antoje de algo, siento que nada de lo que existe como opción alimenticia me satisface.
Loca, loca, estoy loca. xD



En fin, hermosas, éxitos para lo que queda de semana! ^^
Fuerzas para todas!

martes, 17 de septiembre de 2013

Por qué no?

Antes de comenzar con alguna de mis reflexiones geniales xD, voy a contar un poco cómo me ha ido en estos días.
Toda la semana pasada me las pasé dándome gustos, porque me estaba por venir la regla y estaba toda mimosa y antojadiza. Por eso no me pesé, y porque para el viernes tenía la panza super hinchada, así que, para qué amargarme? Directamente me peso el viernes y se acabo. ;)
Por el momento, estoy estoy haciendo todo bastante bien, aún cuando mi mamá se pone un poco difícil cuando quiero cenar un cafecito y nada más, pero no me lo prohíbe, por suerte. Se supone que para el jueves se me va la regla, así que, el viernes podré pesarme. No creo que deba preocuparme: me estoy viendo mejor, aún con la regla, y estoy haciendo mi hora diaria de ejercicio. :)


Bueno, qué estuvo pensando mi cabecita estos días?
Ayer, con mi amiga, la que tampoco come y esta obsesionada con su cuerpo, estábamos mirando a las demás chicas de la facultad. Adoro mirar los conjuntos de ropa que otras se ponen para sacar ideas para ponerme yo, porque aunque reniego de mi cuerpo, no quiero vestirme con bolsas de papas todos los días. En fin, el tema es que estábamos mirando una chica muy delgada, y me preguntó, supuestamente de la nada (entre nosotras, sabemos que todo lo que digamos estando a solas tiene que ver con el tema comida y delgadez, por eso no me extraño la pregunta), si me parecía linda esa chica. Y le dije que sí, por supuesto. Y ella me dijo que no me podía parecer linda, que era muy delgada y daba impresión. Probablemente tenía razón, pero para mí estaba perfecta, y es más, yo quiero un cuerpo como el suyo.
La cuestión es, entonces, por qué no puedo decir lo que me gusta sin que me miren raro? Por qué no puedo decir que quiero ser un palo vestido y que me parece lindo? Si no estoy diciendo en ningún momento que quiero llegar a ser un palo no comiendo o vomitando o haciendo dieta sana. En ningún momento digo cómo lo haría, pero digo que me gusta.
Y me tiene cansada. Me cansa tener tres amigas de la facultad que me dicen "ay, pero eso ya es feo" o "a los chicos no les gusta que las chicas sean tan flacas", o "más flaca vas a quedar fea." A ver, a mí qué me importan cómo me ven los chicos? Para vos será feo, pero para mi es lindo, y no me quieras meter otra idea en la cabeza.
Tal vez no me molestaría tanto si no fuera porque una de ellas pienso lo mismo que yo, que es esta amiga que no come (bah, no come las comidas regulares, pero después come galletas quaker que tienen las mismas calorías que haber comido bien y normal todo el día). Me molesta que sean hipócritas, como si quisiesen hacerme engordar a mí, para quedar como ellas.
O tal vez, simplemente, soy muy infantil.
Pero es que duele llevar tantas cosas dentro. Tengo que luchar cada día con mi problema, con mis ganas de no levantarme de la cama y llorar todo el día, con las ganas de gritarle a mi mamá que detesto vestirme porque todo me hace gorda, con mis ganas de decir libremente que no quiero cenar porque estoy haciendo dieta... Y nada de todo eso lo puedo decir porque esta mal visto, y capaz una que necesita ayuda, termina con todo esto metido para adentro y peor. Cómo voy a pedir ayuda si todos te censuran o ni siquiera te escuchan?
Mínimo, dejame decir que me gustaría ser lo más flaca que se pueda, no?


Creo que me fui del tema, o capaz estaba todo relacionado. Ya no sé.
En fin, prometo volver pronto. :)
Éxitos para la semana!

jueves, 12 de septiembre de 2013

Adicta

Sé que bajar solos 2 kg no es haber bajado una tonelada, pero me los noto mucho y sobre todo en las piernas, me levanto con la panza mas hundida, y de repente me encuentro pensando en dejar de comer esto y aquello otro, o me frustra haber cenado con mi novio cuando llevo cerca de dos meses sin cenar... En esos momentos en que me doy cuenta de que me he convertido en una adicta.
Una adicta a pasar hambre, una adicta al control, una adicta a pasar de la comida y creerme campeona olímpica por eso... Una adicta a la delgadez. 
La única razón por la que no he dejado de desayunar a pesar de todas las calorías que me "ahorraría", es porque no quiero terminar de ser eso, una adicta.
Pero, cómo no sucumbir ante los placeres de semejante adicción si me siento tan bien? Cómo no querer morir de inanición cuando es algo mágico lo que me hace sentir?
Sí, estoy hablando como una enferma mental, pero por lo menos me doy cuenta de eso, no?
Es muy delgada la línea entre hacer las cosas bien o saludablemente, y esta necesidad que siento de matarme de hambre, de comer cada vez menos, de no cenar, de no merendar, de no desayunar, de no comer nunca más. Es tan fácil desviarse...
No estoy diciendo que quiera hacer o que estoy próxima a perderme a mí misma dentro de esto, pero, qué fácil sería, no?


Me peso mañana, ya veremos que noticias traigo. :)

domingo, 8 de septiembre de 2013

Coming back

Ayer me encontré revisando mi blog, como hacía mucho que no hacía, y me encontré comentarios de personas divinas que me han extrañado en mi ausencia. Creo que solo por eso he decidido volver a escribir.


Primero que nada, no he estado escribiendo porque todo este tema con la comida me haya deprimido tanto, sino porque la facultad se me vino jodida y no encontré tiempo para escribir un poco. Sobre todo cuando una tiene un novio que no ve en toda la semana y quiere estar todo el rato libre que se pueda a su lado. Así que, no se preocupen: no estuve tan mal. :)
Me pasé todo agosto actuando erráticamente: la primera semana, lloré; la segunda semana, intenté matarme de hambre; la tercera, decidí concientizarme con hacer vida semana; y ahora ya he retomado el ritmo con todo: con la comida, con el ejercicio, con mi vida.
Decidí que ya que no podía evitar pesar lo que pesaba, no por eso tenía que maltratarme y actuar desde el odio. Para que las cosas salgan bien, hay que actuar desde la paciencia y desde el amor propio, aunque cueste. Esta "revelación divina" (que todas conocemos, a fin de cuentas), cambió mucho mi perspectiva desde hace dos semanas. Llevo dos semanas de mejor ánimo, y los llantos de mi última crisis se han esfumado, gracias a Dios.
Decidí reordenar la actividad física, y he pasado en 3 semanas de hacer 20 minutos de ejercicio, a hacer los 50 minutos que durante la semana que viene quiero llevar a 1 hora diaria.
También ordené mi comida, y hago un desayuno liviano, almuerzo moderamente, y hago una colación entre la merienda y la cena con té o café, y eso es todo. Aunque mis calorías siguen rondando entre las 400 a 600 calorías, me siento mucho mejor. Obviamente, esto tiene excepciones, como hoy que almorzé con la familia de mi novio y debo haber comido más de 1000 en una sola comida, pero, saben qué? No me preocupa: mañana es lunes, y se lavan todos los pecados.
Ayer, me animé a pesarme, y estoy en 55kg, que sigue siendo vergonzoso, pero, ¡se esta moviendo la balanza a mi favor! Y esa me levanta muchísimo el ánimo. Sobre todo cuando para fines de septiembre quería tener ese peso, así que, cambiaré mi meta del mes, y procuraré volver al 54 para fin de mes. No me pongo metas ambiciosas, como verán. La idea es ir de a poco, y sentirme bien, caramba.
Luego de tantos meses de oscuridad, me siento mucho mejor, y ahora que estoy sinceramente comprometida con mi causa, me doy cuenta de cuánto estoy avanzando. :)


Bueno, no escribo más por el momento, para no hacer esto más largo, pero, durante esta semana voy a estar pasando para seguir comentando como estoy. :)

Las quiero a todas, y agradezco sus comentarios con el corazón! 
Tal vez no hubiese vuelta de no ser por ustedes. :)
Hasta la próxima!
No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.