Páginas

Seguidores

martes, 31 de diciembre de 2013

Chau 2013!


No he escrito porque mis ánimos no han andado muy bien, y encima estoy peleada con mi papá. Estoy hecha una gorda morsa, y bueno, es una magnífica manera de terminar el año...
Sin embargo, vengo a decir que si bien el año 2013 en mi caso particular fue bastante una porquería (con gente importante para mí fallecida y muchos bajones anímicos que me destrozaron el año), espero que el 2014 sea mejor, te tengo fe. 

Entre mis metas para el año 2014: 
*independizarme
*conseguir trabajo
*terminar de escribir mi novela :)
*bajar y estabilizar mi peso en 52 kg (me pesé ayer y estoy en 54 pero hace días que no voy al baño, así que tampoco estoy tan lejos)
*Hacer ejercicio todo el año
*Ser más feliz
*No lastimarme
*Hacer un viaje sola con mi novio.
Y eso es todo.

Qué la pasen lo mejor que se pueda! Yo voy a intentar no comer demasiado, porque últimamente (es decir desde Navidad), todo lo que como me provoca retorcijones de estómago que me dejan tirada hasta que se me pasa (eso sí, ir al baño, nada :/).
Es solo una noche más, y se acaban todas las fiestas.



Feliz 2014!

viernes, 27 de diciembre de 2013

Ya pasó Navidad, ahora falta Año Nuevo.

Hermosas, cómo pasaron Navidad?
Espero que la hayan pasado bien, o, por lo menos, lo más tranquilo que se haya podido.
En mi caso, la pasé en casa, porque estaban todos invitados a venir acá. Hubo asado, pollo y ensaladas, luego los chocolates de siempre, y poco más. No comí mucho, es más, después, haciendo un recuento, me quede pensando cómo no me había dado hambre incluso, porque no había comido casi nada. Encima, comimos afuera y se cortó la luz dos veces Sé que en Buenos Aires los cortes han sido más seguidos, y en algunos casos no ha habido luz en días, pero en mi provincia "que es otro país" no se había dado, así que me sorprendí bastante. El tema es que, la pasé bien y tranquila, no me hinché a comer pero disfruté de comer toda la palta que se me dió la gana. Me encanta! ^^
Recibí regalos! :D Me regalaron un mono, que es como un enterito, que incluye la remera y los pantalones largos juntos. Me lo regaló mi tía, y cuando lo ví me quedé con cara de "y esto que es?", es muy ancho, pero cada vez que lo veo me gusta más. También me regaló una remera negra con lentejuelas :D. Y mi abuela me regaló una pulsera de plata, "por las notas", según me dijo. ;) Es mucho más de lo que puedo pedir, la verdad es que no quería nada.
Pero, el mejor regalo lo acabo de descubrir hace unos momentos, y es lo que me anima a escribir acá. Sabrán que no tengo balanza, y de lo único que me valgo es de la cinta métrica, como me quedé sola aproveché a medirme, y la cintura me mide 62,5 cm. Un centímetro menos que la última vez, que habrá sido hace un mes, creo. Estoy muy contenta, pero me veo igual, pero si la cinta lo dice, no puedo no creer, no?
Además, el lunes 23 empezé a hacer ejercicio, y me siento muy conforme. No he tenido resultados milagrosos, obviamente, pero digamos que se siente bien retomar el ritmo.
Bueno, ahora nos queda pasar Año Nuevo, que para mí es lo más. Aunque, el día anterior, tengo el cumpleaños de mi tío, y se festeja religiosamente, así que, tendré que sobrevivir a eso también. Pero, con tranquilidad, por supuesto. :)
No las agobio más.
Éxitos, hermosas!

martes, 24 de diciembre de 2013

Feliz Navidad!


Acá estoy, a las casi 3 y media de la tarde, con una temperatura de unos 35°, para desearles feliz navidad! ^^
Este no es momento para hacer dieta, no es momento para pensar en los kilos, en las calorías y demás. Este es momento para disfrutar, para brindar, para reflexionar sobre todo lo bien que lo hemos hecho en el año, y para darnos cuenta de que sí hay cosas para agradecer, aunque todavía queden mil cosas por hacer en nuestra cuenta.
No se amarguen, no se machaquen, que esta sea una noche inolvidable rodeado por los seres queridos, o, al menos, por la gente que nos importa. :)


Y recuerden, que cuando se hagan las 12, voy a levantar mi copa al cielo y mirando las estrellas, voy a pensar en todas ustedes.
Las quiero!
Feliz Navidad!

domingo, 22 de diciembre de 2013

Crisis

Si, entre en crisis, porque soy una tarada.
A mi no me hacen mal los eventos en sí, a mi no me hace mal la comida de Navidad, porque es solo una noche, y digo "solo por esta noche, voy a comer normal, hasta donde pueda, y listo, a no hacerse la cabeza!", tengo el suficiente control para hacer eso. Para lo que no tengo control es para mirarme. Me miro y me odio. Cuanto más me examino, más me odio, más pienso en rajarme todo el cuerpo y en lastimarlo. Porque, si algo sé en esta vida, es que cuanto más una se inspecciona, más defectos aparecen de la nada para darnos una patada en el alma y dejarnos en crisis.
Y así quedé yo ayer, antes de irme a ver a mi cuñada bailar árabe en su acto de fin de año. No sabía qué ponerme, me quise ponerme algo ajustado, y como no me convencía, me miraba y me miraba, y me terminé sintiéndome como una gorda. Resultado: me rasguñé los brazos con toda la ira del mundo, les puse crema de inmediato, me calzé mi camisa de jean, y justo mi novio me vino a buscar.
Obvio le terminé diciendo, y él no se enojó, pero me dijo que nada valía la pena como para que me hiciera daño, y le doy la razón. Pero, cuando entro en crisis, termino así o con un malestar que me dura días. Por lo menos ahora, estoy tranquila.
Lo malo es que las marcas todavía me quedan, se ve que me rasguñe con fuerza. Y tuve que estar ocultándolas toda la noche, porque luego se reunió toda la familia de mi novio, y casi se me ven las marcas rojas. Todo bien, pero nadie tiene por qué saber que soy la "loquita" del lugar, no?
Ahora estoy mejor, pero lo escribo porque me parece estúpido que a mi las cenas de Navidad y de Año Nuevo no me muevan un pelo, no me interesen en absoluto, y hasta este emocionada por vivir esa noche e ir despidiendo el año, pero no puedo conmigo misma. Siempre soy yo la juez más exigente. A mi no me puedo mentir.


Por cierto, agradezco sus comentarios con todo mi corazón! ^^
Son unos soles que me hacen sonreír con toda su buena vibra mandada vía internet. :) L@s quiero muchísimo! 
Hubo quien me comentó que debería comer entre 500-700 calorías para no matarme con 300, pero no me supone ningún esfuerzo. Como poco y lo tengo tan interiorizado que no me doy cuenta hasta que hago el conteo y me sorprendo. xD
Me fallan algunos engranes a mi, definitivamente.



Éxitos para la semana, hermosas! ^^

viernes, 20 de diciembre de 2013

Vacaciones! :D

Sí, por fin, vacaciones. Yo dejé de cursar a principios de noviembre, pero con estos de los finales, no son vacaciones hasta que se terminan...
Aprobé, sí, pero aprobé con un 6. No me preocupa igual, porque saqué la nota más alta de esa mesa. Pero salí con una bronca terrible, porque nos trataron re mal. Bah, nos trató mal una profesora que tiene más año que los dinosaurios, pero que como es la "señora jueza", los otros profesores no le dicen nada por quedar bien con ella, así que salí de ahí sintiéndome poco menos que manoseada. Lo bueno es que no me bocharon ni me gritaron como a mi compañera, ni me reprobaron como a las demás, así que, chau! No los veo en la vida nunca más!
A disfrutar de Navidad, las vacaciones, Año Nuevo, y nada más. :D
Hablando con mi novio, hemos planificado el verano para ir a la pileta, entrenar en su casa (va a ser mi personal trainer ;)), y vamos a empezar a hacer kendo en enero. A ver qué sale... Yo encanta con salir y hacer cosas. Llevo un mes sin hacer ejercicio, por los estudios y porque estuve enferma, pero ya es tiempo de retomar todo.


Bueno, he tenido un hambre terrible con esto de los estudios (eso creo), y aunque he comido un montón, veo los intakes y digo "me estaré volviendo loca?". Se los dejo, a ver qué tal. No dejo el de ayer, porque ayer merendé y cené con mi novio, aunque igual me levanté con un agujero en el estómago del hambre :/, igual, hoy no desayuné y tampoco pienso comer si no quiero hacerlo.
Los intakes:
viernes 13: 547 calorías
sábado 14: 676 calorías
domingo 15: 312 calorías 
lunes 16: 450 calorías
martes 17: 457 calorías
miércoles 18: 532 calorías
Y a pesar de esos valores, el martes me agarró una crisis de gordura, y me puse a probarme todos mis pantalones para ver cómo me quedaban. Todos mis pantalones 36 me quedan perfectos, no ajustados ni nada. Y eso me reinvidica... Patético, pero bueno.


Se viene Navidad, se viene Año Nuevo, y ya ví que varías estan preocupadas por las comidas.
En mi caso, me lo tomo con soda. Como estoy operada de la vesícula y la mitad de las cosas me caen mal, llevo unas dos navidades comiendo jugo, una pata de pollo (que me parece que es lo que tienen menos carne) y ensalada, que no puede ser rusa porque la mayonesa me descompone con el olor solamente. No tomo alcohol, y encima tampoco me puedo exceder con las cosas dulces porque el chocolate me cae bomba. Si quiero poder levantarme al día siguiente, tengo que comer así. Y aún si me parece mucho, compenso hasta Año Nuevo, comiendo liviano y saliendo a pasear, por el movimiento.
A lo que voy, es que hay que tomárselo con tranquilidad. No hay que ir pensando "cuánto voy a engordar" "fijo que luego ataco todo a mi paso", no. Eso es llamar la desgracia antes de tiempo. Las fiestas son para disfrutar, para sonreír, para estar en familia. No es necesario que estés comiendo todo el rato con la cara en el plato. Charlen, pongan interés en la familia, en lo que dice, en lo que cuenta, no se alienen ustedes mismas. Seamos partícipes de la cena familiar. :)

En fin, dejo la entrada acá, que ya es demasiado larga. Luego ahondaré en el tema de la Navidad si les parece bien.
Éxitos para todas!
Buen fin de semana! :D

domingo, 15 de diciembre de 2013

No les ha pasado?


Reflexionando con mi novio, me miré y dije que me siento conforme con como me veo ahora: delgada, en el punto medio en que comienzo a perder mis curvas si sigo queriendo adelgazar (que es lo que quiero), pero digamos que no me preocupo de más, porque me siento cómoda y sé que desde este punto puedo bajar más. No tengo idea de cuánto peso, pero no quiero saber. Mis pantalones talle 36 me quedan perfectos, sin que se me salga ningún flotador por ninguna parte, y con una panza cada vez más hundida (con ejercicio me vería mejor, obvio), pero estoy bastante decente.
Pero, como le explicaba a mi novio, solo me lo noto en la ropa, cuando me visto y me doy cuenta de que tengo más espacio en la tela, que me sobra tela por los lados cuando el año pasado me sentía más ajustada en la misma prenda. Si me veo en el espejo, me veo fatal; si me saco una foto, me veo peor. Pero cuando me pongo la ropa, tengo que admitir que me he achicado al menos un poco.
No les pasa también a ustedes?
No les pasa que no se dan cuenta de lo que han adelgazado si no se lo dicen o lo ven en cosas objetivas de las que no se pueden dudar? 
Lo más gracioso es que, aunque sea patente, no puedo creermelo del todo; pero tampoco me quiero pesar. No vaya a ser cosa que desaparezca el encanto, que de tanto mirarme y analizarme, termine encontrando los rollos que, parece, no tengo.


Rindo el jueves el último final del año, y si todo sale bien, me voy a dedicar a salir a pasear, a piletear (estoy blanca teta de tanto estar metida estudiando), y a hacer ejercicio con mi novio, que me hace falta. ;)
Deseenme suerte!
Éxitos para todas!
Qué hayan tenido un finde increíble!

viernes, 13 de diciembre de 2013

Semana en fotos

Bueno, la semana se me ha pasado volando, he tenido poco y nada tiempo de estudiar, y aún así, ahora que estoy más tranquila, veo que algo me ha quedado de esas pequeñas sesiones de estudios.
He estado llenas de eventos, y ahora pongo las fotos que prometí. :3
Empeze el sábado con la fiesta de egresados de la hermana de mi novio. Me compré un vestido negro xD, pero me lo compré porque cuando salí de probármelo, todos se me quedaron mirando, hasta gente desconocida, porque me quedaba bien, y dije "este es el mío." Ahora que lo veo, no me quedaba tan genial, pero bueno... Encima, en la fiesta, me encontré a mis primas esqueleticas y me sentí un poco ridícula, pero estaba cómoda y todos me dijeron que estaba bonita. En fin...


La comida no fue deliciosa, así que, comí poco y encima, me empezó a doler la panza de una manera terrible. :/

El martes fue un acto de asunción de mi tía, que esta en política, y que por supuesto fui a darle mi apoyo. Mi tía me adora, y yo a ella, así que, la pobre estuvo conteniendo las lágrimas todo el rato porque la emocionó verme ahí con ella. Para ese evento, me puse cualquier cosa, y encima, me quejé porque todo lo que me ponía me quedaba enorme, o al menos se sentía así. xD Ahora no me veo tan delgada, soy una exagerada.

Como podrán notar mi tía, la del vestido negro, tiene una altura impresionante, y yo parezco un pigmeo. xD
Luego de ese acto, fuimos a almorzar a un hotel maravilloso, y comí hasta llenarme. Pedí verduras salteadas al wok con salsa de soja, y helado. Las tripas no me daban más.

El miércoles, se recibió mi novio. Es oficialmente profesor de Educación Física, y es costumbre que te tiren cualquier porquería, a mi no me gusta nada, pero bueno, me banqué que le tiraran de todo. Desde huevos hasta yerba. Puaj!


Ese día, merendamos y cenamos todos en casa de Ale. Para qué? Andaba bastante intoxicada ya, y encima con la regla desde el domingo, me sentía un chancho. Bah, estoy hecha un chancho.

Ayer, fue el acto de colación de Ale, y me contuve las lágrimas cuando lo ví, porque ya me había llorado todo el día anterior enfrente de toda la familia. No sé por qué me dieron ganas de llorar, pero estaba contenta. Encima, participó todo el acto, porque era abanderado de la bandera argentina, primer promedio y dió el discurso. Como para no querer llorar como loca!

Encima, algunos se juntaron a comer asado, y Ale me invitó. Me super divertí, y probé el asado que estaba re rico (la magia de la comida sin sal), y terminé comiendo bastante. De nuevo, terminé demasiado llena y con la panza adolorida.
Pero mucho no puedo decir mucho tampoco, porque sino, todos creen que es excusa para no comer.
En fin...
He tenido una semana súper ajetreada, y encima, rindo el último final en 6 días. Bárbaro lo mío.
He perdido toda la semana comiendo, y encima de noche (que me da una bronca y un malestar increíbles!), así que, a ponerse las pilas ahora. Se me está yendo la regla, y confío que eso me ayude un poco. :)

Obvio, sacaré las fotos en unos días.
Éxitos a todas! ^^

viernes, 6 de diciembre de 2013

Feliz! Fotos! Fiesta!

Sí, parece que hoy todo es con F xD.
Bueno, rendí ayer el final y aprobé. Saqué un 8, y estoy más que conforme y feliz, porque no esperaba sacar más. Digamos que el profesor es un poco temperamental y encima es el autor de toda la bibliografía, así que, hay pocas chances para equivocarse. Pero, así y todo, me devolvió la libreta con una sonrisa, así que, estoy contenta. :3
Eso sí, el domingo me viene la regla, y estoy a full con la ansiedad. Entre el lunes y el miércoles, hice un bizcochuelo, que prácticamente me comí sola, de a poquito, pero firme. No era muy grande, y me lo comí preferentemente en el desayuno, pero me daba una bronca... Hasta que me dí cuenta de la fecha y me perdoné. Lo que no me perdono es la Señora Merienda que me dí ayer después de rendir. Tenía hambre, era tarde, y después de los nervios estaba como si no hubiera comido en días, pero no era para atascarme a cosas de panadería. Menos teniendo en cuenta que estoy todavía mal del estómago. Mi escarmiento fue pasar la noche con la panza hinchada y con ardor en la panzita u.u, pero me lo merezco por hambrienta. xD
En fin, igual, mucho no me puedo quejar porque, el pantalón de vestir que me pongo para rendir me queda más holgado, así que, algo debo haber bajado. Recordemos que rendí hace dos semanas, antes de que me enfermara y el pantalón me quedaba apretado. Así que, no puedo decir nada.
A partir de mañana, empiezan los eventos del mes xD. Mañana tengo la fiesta de egresados de la hermana de mi novio, y ya la imagino y me pongo a llorar de la emoción, porque soy una llorona xD. En fin, el tema es que todavía no tengo vestido, así que, mañana mismo saldré a buscar uno xD. Espero que encuentre algo bonito :) me gustaría usar uno rojo, pero es el color que la egresada eligió para ella, así que tendré que buscar otra cosa. Luego subo fotos, obvio.
Bueno, por último, subo unos fotos que me saqué hace dos días. Personalmente me veo en las fotos un poco más delgada que antes, pero no sabría decir. Lo que sí, los jeans que me entraban perfectos cuando pesaba 53 kg, ya me quedan como entonces, pero no se si confiarme, hoy me peso.





No estoy metiendo panza ni nada, pero es obvio que me hace falta ejercicio. Estoy fofa como yo sola xD. Pero, si me siento mejor del estómago, empezaré mañana. :)

Por cierto, estoy en un carrera en este blog: http://munequitarosaengris.blogspot.com.ar/ La carrera no es de puntos ni ninguna de esas cosas estresantes. :)

En fin, hermosas!
Hasta pronto!
Éxitos para el finde! ^^

martes, 3 de diciembre de 2013

De qué nos enfermamos?

La idea de esta entrada me la dio Flynn y un comentario que le deje. Esto será algo así como algo más largo de ese comentario. Tengo la cabeza un poco en otro lado, así que espero ser clara. :)


En este mundillo me he encontrado personas con mil problemas, algunos que no provienen directamente de la comida, otras que han encontrado en la comida una manera de canalizar lo que les pasa. Acá he leído la vida de personas adictas, de personas bipolares, de personas medicadas, y de personas que sin estar diagnosticadas también tienen sus problemas. Todas sufrimos, y por qué? Porque no podemos hablar, porque nos mata el silencio y nos destruye desde adentro. Y así terminamos: en la inestabilidad emocional, en días de ayunos, vómitos y laxantes, o laserando nuestras almas con filos en nuestro cuerpo para que sacarnos el sufrimiento para afuera. 
A nosotras lo que nos enferma es el silencio. 
El silencio que, primero no nos permite decir que tenemos un problema. Y que luego no nos permite admitir que tenemos o tuvimos un problema frente a los demás. No es que importe lo que digan los demás, pero al no poder sacar eso para afuera, nos sentimos avergonzadas de nuestra situación. 
Pero, avergonzadas de qué? De que te hayan abusado y que sin embargo no te hayas suicidado a pesar del sufrimiento? Avergonzada de tuviste una familia abandónica y sin embargo todavía estás acá viva? Avergonzada de que capaz tuviste una vida re tranquila pero igual te sentiste triste, sola y terminaste destruyéndote por dentro durante años? 
No debería acaso estar feliz de querer salir de este hoyo o desear hacerlo al menos? 
Me considero una persona en recuperación, y me siento muy orgullosa de lo que he logrado. Como que puedo comer como persona normal sin darle (tantas) vueltas al asunto, o que llevo ya un tiempo sin cortarme, o que no me atraco, aunque todavía tengo una obvia conexión emocional con la comida. Por qué me tengo que sentir avergonzada frente a la gente si es eso lo que me toco vivir? 
No me gusta que me tengan pena, por eso creo que tengo que poder contar mi historia sin sentirme mal o sin que me tengan pena. Poder decir que aunque nunca fui a un psicólogo o nunca me diagnosticaron nada, estaba mal pero ahora estoy saliendo sola de donde estaba. 
Pero, claro, como eso no se puede medir, como el sufrimiento solo se ve por dentro y nadie lo puede entender, paso a ser automáticamente la loca, la que tiene "un problemita con su cuerpo" y nada más. Y es tan injusto. 
Con mis compañeras de facultad, por caso, apenas he podido contarles que tuve/tengo un problema alimeticio, nunca he mencionado que me corté, que me odíe y me odio a veces, que he llorado mirándome al espejo y durante la noche por lo que he visto. Y a veces, creo que es necesario que lo sepan para que puedan entenderme por qué soy así, por qué me pienso dos veces antes de salir a tomar un helado con ellas, porque estoy calculando en mi cabeza las calorías que tendrá eso. 
Pero no lo puedo decir, por qué? Porque no es común, no es normal, a menos que lucre con ello, como hizo Cielo Latini, que con un libro mal escrito terminó siendo una gurú de la recuperación cuando obviamente todavía estaba enferma. Porque sino me hago millonaria con mi experiencia, no tiene valor. Y no es así. 


Me estoy recuperando, y qué? 
Sí, me hice mierda durante años, y qué? 
Lloré por ponerme un jean y que no me quedara como me gustaría, y qué? 
Todavía me pruebo 20 conjuntos de ropa antes de elegir que ponerme, y qué? 
Soy lo que soy, no tengo que dar excusas por eso, y es lo que me ha puesto a mí en este punto de mi vida. He logrado tanto, como llegar a los 21 años sin consumar mis pensamientos suicidas, y eso ya es mucho. 


Ánimos a las que todavía buscan la recuperación! Ánimos para las que todavía no le ven salida a esto! Ánimos para todas!
Que el silencio no nos mate, hablemos sobre esto. Es lo único que nos puede hacer libres. 

lunes, 2 de diciembre de 2013

Diciembre


Estoy a 3 días de rendir un final largo, jodido, exigente, y estoy de los nervios. No sé cómo me va a ir, solo que quiero que me vaya bien, no me importa sacar una nota insignificante mientras sea una nota que me permita aprobar, y bye bye materia. Sinceramente, me siento consumida por los finales, mentalmente hablando.
Bueno, mi estómago ha ido recuperándose. Vamos bien, pero hay cosas que no puedo comer aún: queso, todas las cosas fritas, tampoco asado (que igual no me gusta), tampoco pescado. Básicamente he comido arroz en sus variadas formas, ensaladas, y poco más. Sí he comido más harina de lo usual, sin embargo, porque, claro, hambre me da igual, así que, al desayuno, si tengo la suerte de que haya alguna tortita, le pongo mermelada y me quedo satisfecha. No es mucho, pero he notado que es más. Igual, ahora en casa no hay nada, en la heladera creo que hay agua nada más, así que no me preocupa tentarme.
Estoy más delgada? Sí. Yo todavía me veo con los ojos con que me veía antes, o sea, me veo igual que siempre. Pero, cuando me acuesto, los huesos de costillas y caderas se notan más. Anoche, estaba medio recostada contra mi novio, y me pidió que me acomodara bien porque le clavaba los huesos del hombro. Absurdo! No estoy raquítica ni nada parecido, estoy en ese punto en que la delgadez se empieza a notar sin que de impresión, todavía.
Así que, lo que tengo que pensar a partir de ahora es: cómo voy a seguir con esto? Quiero o no, el que mi estómago haya colapsado fue un golpe de "suerte", he bajado de peso, pero, ¿y ahora qué hago? Encima, ahora se vienen todas las fechas importantes: tengo el sábado una fiesta de egresados, el martes un acto importante, el jueves que sigue mi novio se recibe, y luego vienen las fiestas de fin de año, sin contar, obvio que tengo que rendir dos finales (me volvió el miedo) y tengo que salir a relucir este cuerpo...
En vistas de las circunstancias, he decidido continuar comiendo poquito y así: cuidado mi cuerpo, que creo que esa es una diferencia fundamental, porque de repente tengo mucho menos alimentos de los cuales elegir y reduce mucho lo que puedo comer.


Por cierto, ya estamos en diciembre!! :D
A mi se me pasa rápido el año generalmente, pero he sufrido todo octubre y noviembre (por la facultad), se me hicieron eternos! Así que me alegra diciembre, porque ya voy a estar cerca de mis vacaciones, aunque claro, me da miedo pensar en rendir, pero bueno. Todo sea por sacarme la carrera en tiempo record.

Qué tengan una hermosa semana, chicas! ^^
Y que diciembre les sonría! :)

jueves, 28 de noviembre de 2013

Jueves

Minutos después de haber subido la entrada anterior, me enfermé. Así, lisa y llanamante.
Me sentía mal y con ganas de vomitar, y efectivamente a las 6 y media de la tarde vomité el almuerzo. Y ya no paré de hacerlo. :/
Durante la semana, el lunes había comido milanesa de rotiseria (regalo de mi tía), el miércoles cené frito también, y el almuerzo del jueves había habido milanesas de pollo, fritas. Para las que no me conocen o no lo recuerdan porque borré las entradas, estoy operada desde hace un año de la vesícula y tengo un hígado más sensible de lo normal, así que, imaginen lo que es comer todo eso para mí.
Así terminé, vomitando hasta las entrañas.
Resultado: a la guardia a las 10 de la noche el viernes, que estaba bastante concurrida, y una injección en la cola. xD
La verdad, no sé cómo hacen las chicas que vomitan voluntariamente: nunca había sentido tal dolor de garganta y tal dolor de oídos. Hasta se me taparon... En fin.
Ese día no comí más nada que el almuerzo, que encima lo vomité, y el sábado comí todo líquido o en puré, el domingo también. Y recién a partir del lunes he estado comiendo un poco más, pero todo muy poco, muy escaso. Así que, he tenido que cenar (sopas, o sea, más agua), pero es que tengo hambre todo el tiempo.
Es difícil no comer cuando lo tenes que hacer por enfermedad, y no por "placer" por decirlo de alguna manera.
El tema es que, olvídense de las fotos de la semana pasada, porque estoy más flaca xD. De algo me va a servir sentirme tan mal, supongo. Pero, obvio, no me siento orgullosa ni nada por el estilo, la pasé muy mal, y verme con las costillas de la espalda marcadas y las piernas más reducidas no me hace sentir ideal, me hace darme cuenta de que me tengo que tomar en serio cuidar mi cuerpo. Pero, como le he dicho a todo el mundo, yo no cocino en casa, cocina mi mamá, así que, la tengo cortita con las cosas que hace de comer, para que me cuide, y de paso, la familia se cuide. :)


Bueno, en principio no me he aparecido por estos lados por eso, y porque he estado estudiando. Es agotador rendir tantas materias, y el cuerpo me pasa factura del cansancio: duermo menos de 7 horas y me levanto una hora más tarde porque mi cuerpo no reacciona ante el despertador 0.o, así de exagerado. Y recién estoy por rendir la segunda materia de las 3 que tengo pensadas.
Además, he estado de un humor de perros porque me había ofendido con mi novio, pero ya estamos bien. Solo teníamos que hablar. :)

Espero que estén teniendo una buena semana! 
Y sino, pues, ya mejorará! :D
Éxitos para todas!

viernes, 22 de noviembre de 2013

Fotos

He aquí una muestra de cómo estoy:









Las voy a borrar la próxima vez que vuelva.
Encima, dentro de 2 semanas tengo una fiesta importante y tengo que verme como cílfides, así que, a ver qué puedo hacer por eso. :/
Me voy a pesar hoy, me veo demasiado desmejorada como para seguir temiéndole a la balanza, es obvio que nunca me va a gustar lo que voy a ver.


miércoles, 20 de noviembre de 2013

Volviendo a la normalidad

Sí, mis papás ya están en casa de nuevo, ya se pelearon y todo... Volvimos la normalidad. ;)
Qué mina más linda!
Justo cuando yo me estaba acostumbrando a ser la dueña de la casa. Una pena: la verdad es que me desenvolvería bastante bien viviendo sola. A menos que esté rindiendo finales, ahí sí que voy a necesitar que alguien me apapache un poco (me de cariñitos ;)). Soy una bebota, parece.
Bueno, rendí, me saqué un 10. Lo cual me convierte en una ñoña de la primera hora, jajajajaja. Igual, después de que se me rompiera el remis de ida a la facultad y que casi rompieron los tacos, además de caminar al sol de las 4 de la tarde para llegar, creo que me merecía la nota.
Estoy contenta, me quedan 4 materias de 4° año, y espero sacar 2 más antes de terminar diciembre. Sin contar que todas las materias de este año las he sacado con 9 o con 10.
No sé para qué se los cuento, en realidad, pero supongo que es lo de único de lo que me enorgullezco. xD

Bueno, respecto a la comida, mágicamente después de rendir, la ansiedad y las ganas de comerme todo desaparecieron, y desde entonces, mi ritmo alimenticio esta normalizado. Que sería: solo comida a los horarios estipulados, y nada de comer galletitas entre horas.
Hoy me levanté con la panza muy chatita, por suerte. Pero eso es gracias a los nervios del final: me fui por el inodoro de los nervios. Una cura efectiva para el estreñimiento es esta, lo aseguro, jajajaja.
Me medí la cintura, a falta de balanza, y sigo en 63,5 cm, lo cual me da cierta tranquilidad.
Lo malo es que, cuando me vestí para el final, los pantalones me quedan muy ajustados de arriba. Como si los muslos estuviesen gordos, aunque sospecho que son todos los ejercicios para piernas que he hecho, no tanto la gordura. Y me vestí con un top ajustado (con el consiguiente saco encima, claro), porque me queda espantoso: de adelante bien, pero de costado, me veía muy ancha. No sé, no me gustó nada. Pero capaz es solo la forma de mi cuerpo, y solo eso.

Obsesión por las espaldas huesudas xD
En fin, no quiero abrumarlas. :)
Qué tengan una buena semana en lo que queda! ^^
Éxitos para todas!
Stay strong!

lunes, 18 de noviembre de 2013

Lunes

Toda una semana sin pasar...
Si no he estado escribiendo es porque tuve una mala semana: la regla, el calor, la depresión por el estudio, todo me jugo en contra, y no tenía ganas de pasar para decirles que estuve tragando como loca, lo cual es una realidad. 
Me he quedado en la casa, casi sola, porque mis padres se fueron de viaje, y probablemente esto se extienda durante toda la semana, y aún así, he comido de todo ayer. Lo único bueno es todo lo que he hecho de ejercicio, aprovechando que nadie me da bola respecto al tema. Así que, espero tener avances en ese sentido antes de que vengan mis padres de vuelta. 
Lo único malo es que mañana rindo un final, y me sensibiliza mucho tener que hacerme cargo de mi casa (administrar comida, limpiar, hacer que todo parezca un hogar) sin mi mamá. Me gustaría echarle la responsabilidad a otra persona, pero mi hermano es medio bobo, aunque sé que me va a ayudar en todo lo que necesite. Y a su vez, no quiero que venga ninguna tía ni ninguna abuela a visitarme y hacerme compañía, ya me siento sola, no necesito que vengan a hacérmelo sentir más. 
Igual, una vez que haya rendido, ya me voy a relajar, y me voy a poder quedar sola más tranquila. 

Ya las dejo, la verdad es que tengo la cabeza en otro lado. Sobre todo donde esta mi novio, que desde que me he quedado sola, no ha aparecido, y tengo un enorme problema ahora con sus padres, y bla bla bla... Contaría más pero, supongo que si lo dejo pasar, será más fácil verles luego la cara sin sentirme tan mal como me siento ahora. 
Solo quería pasarme a darles noticias de que estoy bien, dentro de lo que cabe. 



Deseenme suerte para mi final de mañana! ;)
Éxitos para todas esta semana! :D

domingo, 10 de noviembre de 2013

Disculpen, al final, nunca pasé a comentar, porque me llené de cosas el viernes e iba con el horario justo porque soy yo la que hace los almuerzos. Pero, ahora hay tiempo para escribir tranquila y para hacer todo bien. :)


Hoy se supone que me viene la regla, y he estado en unos días un poco jodidos.
Me he estado viendo gorda, nunca suficiente, como que no hago todo lo que debería hacer para tener el cuerpo que tengo. Tal vez estoy influenciada por cierto blog que he comenzado a leer y que no he parado de devorar, y que me hace sentir eso: que no estoy haciendo las cosas con todas las ganas con que debería hacerlas. Así que, me he comido la cabeza innecesariamente por ese tema.
Consecuencia de lo cual, ayer, terminé pasándome el filo del compás por el estómago. No me hice ningún daño real, apenas una línea que cruzó una parte de la panza. Apenas se ve si se mira con atención, y como esta frío, ando súper tapada así que no se ve. Y mi novio tampoco lo vio anoche porque solo dormimos :3. Mejor, así desaparece definitivamente la línea rojiza y lo dejo atrás.
Pero, como otra consecuencia, buena esta vez, he decidido dejar mi antisocialidad atrás e intentar hacer alguna actividad física fuera de mi casa, a pesar de tener que estudiar un montón. Así que, el martes, voy a salir a averiguar precios y horarios de gimnasios. Qué quiero hacer? Lo que se pueda y lo que encaje con mi horario. Quiero hacer spinning o cardio, por eso, depende del precio y de los horarios. La idea es ir tarde, cuando ya haya terminado de estudiar la cuota de cada día. :) Ojalá me vaya bien con eso.

No es que sea domingo, pero estoy bastante desmoralizada con mis "amigas." Me he dado cuenta que cuando te necesitan, hay que estar; pero cuando a una le hace falta algo, nadie lo tiene o nadie te lo da. El problema lo tengo con una específicamente, que es la que más me pide, la única que tenía algo que necesito y de repente no lo tiene. Qué se vaya a la mierda!
No me quiero poner mal por esto. Pero... Duele un poco.
Igual, hasta acá he llegado sin ayuda de nadie, puedo sobrevivir a esto.

En fin, muchas fuerzas y energías para la semana, hermosas! ^^
Éxitos!
Stay strong!

viernes, 8 de noviembre de 2013

Dolor de hígado

Y si... Cómo para no tenerlo. Después de comprar una bola de 200gs de gomitas y una bolsa grande de frituras, qué esperaba? Eso es lo que compré cuando fui al cine ayer, y si bien no me lo comí todo sola, porque lo compartí con mi novio, por Dios! Hoy cuando me levanté casi me muero. :/
I want to be like that!
Anoche, además del consiguiente dolor de cabeza que me suele dar como consecuencia de la ingente cantidad de calorías que me zampé, no me dolió más nada. Pero hoy, sí, la cabeza y el hígado. Así que, me tomé una pastilla, y estoy tomando agua como si no hubiera mañana, para que el hígado se limpíe tranquilamente. xD
"Viste que no son buenas las dietas restrictivas?", me comentó mi novio cuando le conté cómo me sentía anoche. Y tiene razón. Pero yo me cuidé toda la semana para comerme todo en su cumpleaños. Y menos mal que Subway estaba cerrado cuando salimos del cine! Porque si caía algo más a mi estómago, hoy no la cuento, me parece.... (qué dramática! jajajaja).
Le prometí que iríamos hoy a comer de todas maneras, pero después de ver cómo estoy, me parece que no será posible. Obvio que por mí mejor, pero cuando de mi novio se trata, cumplo siempre (o casi siempre, no he cumplido el recuperarme del todo de esta manía con la comida y mi cuerpo).

Por cierto, algo lindo que me pasó: luego de rendir el examen del que hablé la entrada pasada (que por cierto saqué un 9, y tengo una materia menos :D), fui al supermercado con mi papá. Buscando en las heladeras, ví en el reflejo unas piernas que me parecieron muy agradables de ver, y cuando subí la vista, me encontré con que eran mis piernas. :) Me siento contenta de que lo fueran, y de poder reconocerme como una chica con piernas bonitas. :D
Pero, luego de todo lo que me comí ayer, hoy me siento como un cerdo, y a Dios gracias que no tengo que salir a ningún lado, porque quiero ocultarme lo más que pueda.

Buen finde, hermosas!
En unos momentos paso a comentarlas. :D

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Noviembre!

Ya estamos en noviembre, y todavía no hago la entrada correspondiente para darle la bienvenida al mes. 
Pues eso, Bienvenido, Noviembre! Espero que seas un mes fabulosos, y sobre todo, rendidor, que tengo tanto que hacer este mes que no quiero que se pase tan rápido como octubre. 


Bueno, he estado ausente, porque se me pasó la semana volando, entre estudio y parciales. Es más, hoy rindo el último parcial (que es un integrador y me juego la materia para poder aprobarla sin rendir un final), y en vez de repasar, estoy acá :D. Jajajaja, después de estar semana y media preparándola, no tengo ganas de verla más, la verdad. 
Agradezco sus comentarios de todo corazón. 
El martes pasado estaba mal, y es más, poco remonté en el resto de la semana. No sé, se me fueron los ánimos al piso. Encima, el viernes tuve comida con la familia de mi novio, y el sábado a la noche me comí un alfajor bon o bon triple. Me sentía terrible, sin contar que no había hecho nada de ejercicio (más que nada por una cuestión de tiempo).
Así que, el domingo mismo, retomé el camino: comí súper poco e hice ejercicio. El lunes también. Pero ayer, me comí un par de tortitas y no me moví porque me dolía el cuerpo. Sin embargo, tropezón no es caída, y hoy lo estoy haciendo bien: desayuné fruta e hice ejercicio. 
Este noviembre, según parece, va a ser bueno para mí. Porque ya empezó el calor agobiante y la necesidad de andar sin mucho ropa, y yo a mi familia la quiero mucho, pero mi mamá es la más delgada después de yo y me lleva 30 kg 0.o. Así que, están en plan de hacer dieta y caminar, y yo estoy más que subida a la movida y ofrecida, obvio, para hacer ejercicio y salir a caminar. ;) Espero que se nos de a todos bien, más que nada por una cuestión de salud (no mía, de mi familia).

 
No me estoy viendo más delgada, y es que me pasa algo curioso: 
Me siento más huesuda, me veo la panza más hundida, las rodillas son un solo hueso. Pero... Me veo más grandota. Blanca y enorme. No entiendo por qué. 
Creo que como mi cuerpo tiene forma de reloj de arena, al achicarse mi caja toráxica, la cintura se ha acentuado aún más, y qué me deja? Una parte de arriba muy grande para la insignificancia de la cintura. Porque hasta yo entiendo que no es normal que se me marquen las costillas y sin embargo verme más grande. Creo no estar tan mal. 
De todas maneras, no me siento del todo bien, así que, igual estoy intentando ocultarme con la ropa. 

Mañana es el cumpleaños de mi novio, y lo voy a llevar al cine y a cenar algo en el shopping. Lo tengo planeado hace rato, y espero que sea todo lindo. Generalmente, mis días libres para comer son los miércoles (no sé por qué pero los miércoles siempre hay cosas ricas en casa), pero, voy a cambiarlo por mañana. Así mañana puedo comerme un sanguche vegetariano sin pensar en calorías. O al menos no demasiado. 

Por último, respecto a mi peso. 
Uso la balanza de mi novio, que es una analógica que tiende a descalibrarse. Desde principios de octubre que marca 55kg, y me parece que peso menos, sin querer sonar arrogante. Así que, que la balanza se vaya a la mierda! Me voy a medir con la ropa, y cuando me sienta un poco más segura, me voy a pesar en mi balanza digital, que también tiene mi novio. Y no quiero llorar frente a él. 

Ahora sí, les deseo una hermosa semana en lo que resta! ^^
Gracias por sus comentarios tan amorosos!
Éxitos, hermosas!!

martes, 29 de octubre de 2013

Reflexión.

He estado reflexionando con sus comentarios de la pasada entrada, y además de agradecerlos :), les dejo las conclusiones de estos días.
Sí, bajar medidas es bueno. Cuando pesé 57 kilos, la cintura me medía 65 cm, y ahora, con unos kilos menos (no sé cuántos menos), la cintura me mide 63,5 cm. Es decir, de bajar, he bajado, no lo puedo negar. Mi problema no es ese, mi problema es que la ropa me sigue quedando espantosamente, mi cuerpo sigue pareciendo la cosa más amorfa jamás vista, y no puedo seguir viviendo así.
Creo que nunca he pasado tanto tiempo sin ponerme un pantalón de jean, por culpa de mis enormes piernas. He estado todo el invierno con calzas, porque en mi caso disimulan todo lo que detesto de mis piernas. Al menos así, no parezco ematambrada en algo demasiado ajustado.
Lo mismo con las remeras mangas cortas: nunca me he privado tanto de ponérmelas como ahora. Y para qué? Ayer me puse una camisola mangas cortas y anchas, y en los reflejos parecía un globo 0.o. Nunca más me pongo esa camisola sin algo arriba...
Y decir eso me enferma: hacen 30°, es primavera, y en un mes voy a tener que andar en bolas, porque va a hacer mucho más calor. No quiero ser la "tarada", la "ridícula" que anda con saco para no tener que andar mostrando sus brazos, porque son gordos y blancos. No. Quiero ser la chica normal, que se pone lo que le gusta, y es feliz así.
No entiendo cómo hacen las restantes compañeras de mi facultad para vestirse como si tal cosa. Las veo que se ponen la ropa, que les ajusta el cuerpo, que no les queda mal, y la ropa simplemente cuelga de sus cuerpos, las cubre, no las aprisiona, como me pasa a mí. Y me pregunto cómo me veré yo de fuera: me quedará así la ropa? O me quedará como lo siento yo: ahogándome en tela y marcando cada defecto de mi cuerpo?
Miro los cuerpos de mis compañeras de la facultad, y no son perfectos, pero a ellas les queda bien. Alguna tiene piernas más anchas, otra tiene algún rollito, pero les queda bien, se ven bien. No se nota en su cara que sufran por ello, y uno termina por olvidar que tienen ese defecto. Pero en mi caso no: todo se marca, todo se ve, y yo sufro y me escondo.
No entiendo por qué en  mi caso tiene que ser distinto.

Encima, me esta comiendo el estrés de la facultad. Estoy peleando dos materias promocionales, para evitar rendir un final; y además, quiero sacar 3 materias más antes de fin de año. Es mucho, lo sé, me doy cuenta, pero quiero hacerlo. Aunque no doy abasto.

Hace 4 días que no voy al baño y eso me tiene loca, porque venía siendo muy regular con eso.

Es como que ahora se me ha juntado todo, y me desquito con mi cuerpo. El cual no esta cooperando para aliviar mis tensiones.
Al final, hasta mi cuerpo me traiciona. :/

Love!

viernes, 25 de octubre de 2013

Peleándome con el espejo

El espejo es una perra que me confunde, que me hace sufrir y se regodea en mi tristeza, en mi desesperación por ver en él algo que me parezca lindo.
Me medí la cintura, porque me veo espantosa: 63,5 cm. Cuando pesaba 50 kg, la cintura me medía medio cm menos.
No entiendo qué es lo que no estoy viendo. No entiendo qué es lo que le pasa a mis ojitos, que me ven como un cerdo con ropa. No sé.
Pero sufro, sufro mucho. Porque ya no recuerdo la última vez que me puse algo ajustado al cuerpo sin llevar un saco arriba, porque hace 29° y no me resigno a sacarme el saquito de hilo que siempre me hecho encima, porque camino y veo en los reflejos de los autos y de los vidrios un par de piernas inmundas.

A veces siento que esto me come lenta y sistemáticamente, y que nunca dejará de afectarme el cómo me veo.
Patético: 21 años y casi una carrera sacada, para seguir siendo una niña inmadura.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Por qué no me quiero pesar?

Hermosas, cómo pasaron el fin de semana?
Acá en mi país, fue el día de la madre el domingo. El sábado había tenido una confirmación, con comida incluida. Así que, para el lunes tuve un dolor de hígado que no se dan una  idea. :/
Hacía cerca de un año y algo que no me pasaba (desde que me operaron, para ser exactos), y debo decir: no se lo deseo a nadie.
Quién pudiera tener este cuerpo!
El sábado no comí mucho: una empanada, un porción de pizza, un pequeño sanguchito (imagínenlo minúsculo), y nada más, porque ya me sentía mal, descompuesta.
Intenté no hacer caso de la situación, y el domingo, Día de la Madre, almorzé con mis familiares. Comí: un chorizo y ensaladas, una porción de torta helada, y ya me llegó el dolor de hígado.
Tal es así, que el lunes no pude desayunar ni dos galletitas de avena (las galletas más insulsas del planeta) con mi te, porque me daba asco todo. Es más, fui a una clase, y ya me volví a casa porque me sentía pésimo.
Ayer, ya estaba mejor. Pero, me agarró la depresión: llevo desde el viernes sin hacer ejercicio, y me lo noto en el abdomen, porque la falta de abdominales es increíble. :/ Eso y que ya estoy agotada de la facultad. Me faltan un parcial jodido y un integrador más jodido todavía, y tengo 0 ganas de estudiar. Es como que no me interesa. Y como no puedo perdonarme el no tener ganas de estudiar (aunque estudie todos los días), me siento mal.
Hoy, igual, estoy de mejor ánimo. Como ayer terminé caminando media hora en la caminadora, me siento mejor. Sé que no es nada, pero lo que cuesta es empezar, y yo ya empezé. Es más, termino de repasar la presentación de un trabajo para hoy, y me pongo a hacer ejercicio. :)

Por un abdomen así :D

Ahora, el título de la entrada.
No me pesé este fin de semana, supuestamente porque no encontré el momento. Pero, en realidad, me da miedo hacerlo.
Me veo relativamente bien (a pesar de la panzita fofa que se me ha hecho), noto en mis piernas, sobre todo, que he adelgazado algo. Pero me da pánico pensar en subirme a la balanza y ver que sigo pesando lo mismo o más.
Sé que no debería tener miedo, que por algo veo cambios en mi cuerpo. Pero, el miedo no se va...
Estoy comiendo muy poco: entre 200 a 400 calorías. Y tal vez algún subidón hasta casi las 800 en fin de semana, porque no me salvo los viernes de la pizza caserita e integral de la mamá de mi novio. Nada grave, creo.
Pero, y si no es suficiente para bajar algo? :/
Ay, esta inseguridad mía! xD


Éxitos con lo que queda de semana, hermosas!! 

P.D: Flynn, por qué te fuiste?

viernes, 18 de octubre de 2013

A quién no le da placer no comer?

Estoy en época de parciales, así que, estoy con la mente en otra cosa, por eso, no entro tanto pero las leo religiosamente, y ahora, después de escribir, les voy a comentar. Hasta ahora, vale la pena el esfuerzo: me esta yendo bien, aunque no voy a cantar victoria hasta termine octubre y tenga todas las notas. Por supuesto que estoy poniendo todo de mí, pero, por las dudas...


Qué me pasó esta semana? 
El domingo me vino la regla, y encima era el cumpleaños de la mamá de mi novio, así que, comí de todo, y sin que me importara. Encima que me sentía adolorida por la regla, no me iba a sentir peor por comer. Ese fue mi día libre :).
Como antes de que me viniera, no me hinché, y me pasé esta semana matándome de hambre.
Estoy tomando como referencia la dieta que tengo publicada justo arriba, que se llama "8 semanas de hambre" xD. Muy bonito el nombre. No la sigo al pie de la letra: no puedo comer menos 200 calorías, y mucho menos ayunar. No tanto porque no me de el cuero para hacerlo, sino porque en casa tengo que almorzar obligatoriamente, así que, imposible. Pero, mejor así, porque no quiero ponerme como loca con todo esto, aunque un poco lo estoy haciendo ya.
Amo este cuerpo!
Igual, la dieta me sirve como guía, para varias cantidades y ayudarme a decantarme por las frutas, que tienen pocas calorías y hacen mejor que comer caramelos.
He de decir también que, afortunadamente, he pasado toda una semana sin comer caramelos. Habría sido más, pero mi novio me dió un caramelo masticable el miércoles. No importa, en realidad, pero quiero despegarme de las golosinas. Son algo que, aunque sea poco, hacen que sienta que falle todo el día.
Encima, mamá, un día que no cené (porque me moría de sueño y quería llegar rápido a la cama), me preguntó si estaba en no-comer. Creo que puse una enorme cara de sorprendida, y casi la mando al cuerno (no me molesten cuando tenga sueño), porque me pareció una absoluta estupidez.
Una cosa es que, con el calor que hace, no tenga ganas de cenar nada pesada y pasar derecho a la cama, después de un día de ritmo de facultad terrible; y otra cosa es no comer deliberadamente. Cosa que no hago, reduzco porciones, sí, pero no dejo de comer.
Es más, ahora que se me fue la regla, me siento súper chupada, lánguida, repentinamente delgada. No sé si será el esfuerzo de todo el mes pasado que aparece de repente, o recién ahora me encuentro en condiciones de verme como estoy. Hoy debería pesarme, así que, ya les vendré a contar. La última vez, rondaba los 54,5kg, así que, espero que sean 54 kg redondos.
Eso sí, esta semana, por culpa de los parciales, no pude hacer ejercicio, por eso no me preocupa comer poco. No me voy a descompensar. :)


Respecto al título de la entrada, para no alargar más la entrada, solo diré que me sonó bien y lo puse xD. A mí me gusta no comer, o acostarme con hambre y desayunar al otro día con gusto y saciarme. Es un poco masoquista, capaz, pero es mi manera de compensación.
Este finde será de descanso para mí, así que, espero volver a pasarme. :)

Éxitos, hermosas! 
Qué tengan buen finde! ^^


P.D: Si alguna sabe de Flynn, por favor, que me digan.

jueves, 10 de octubre de 2013

Trastorno

No es que quiera estar enferma, pero a veces me da la sensación de que, quiera o no, debo tener algún problema mental, y que no esta ligado exclusivamente a la comida. O que se expresa de distintas maneras.
Cuando tenía 15 años, que creo que fue el punto de inflexión en que empeze a prohibirme la comida deliberadamente, todos mis problemas se solucionaban no comiendo. Me sentía bien porque no comí, y seguía así. La gente me decía que estaba delgada, que dejara de adelgazar tanto, que me veía muy bien... Era embriagante, y como todo se debía a la comida, continúe.
El problema fue cuando, con 17 años, y a raíz de que tenía que elegir qué estudiar y si me iba a otro lado o no, la comida no ya no fue suficiente para calmarme y hacerme sentir bien. No solo comí muy poco ese año, sino que además me empeze a lastimar. Como si necesitara maltratar más a mi cuerpo para sentir "mejor", porque ya no me sentía bien.
Hoy, con 21 años, la comida esta un poco más estable: como todos los días, y como sano, lo cual era impensado para mí con 18 años, cuando baje 6 kilos en 1 mes (de 59 a 53). Porque los bajé a fuerza de no comer, de ayunar compulsivamente cada día. Y me sentía bien.
Pero, ahora que como mejor (aunque no por ello he dejado de contar calorías), la necesidad de maltrato se me ha salido por otros lados. Ahora no puedo ni mirarme al espejo, no puedo ni vestirme con lo que me gusta, porque me veo gorda. Y no solo gorda, sino que también me siento sucia. Sí, aunque me bañe, a las horas ya me siento sucia, desarreglada, con los pelos mugrientos, con la grasa ensuciándome entera.
No sé por qué me pasa esto. No sé por qué con los años me he puesto más estricta con mi higiene personal, y no porque sea dejada, sino por esa imperiosa necesidad de sentirme y estar "limpia." Me tranquiliza mucho el rasparme bien cuando me baño para sacarme la suciedad de encima, me siento mejor cuando me pongo la ropa limpia, pero al rato la siento sucia y colgando espantosamente sobre mí.
Ojo, no creo que la ropa tenga germenes y cosas así. Pero me siento sucia.

Por eso creo que tengo algún trastorno mental. Y que tal vez, como me ha pasado hasta ahora, evolucione en una nueva manía.

lunes, 7 de octubre de 2013

Noticias


Uff, me perdí de nuevo.
Al final me fui de viaje un jueves y viernes, y ya volví el sábado. Me fue bastante bien, no comí mucho, me moví para todos lados, por suerte, pero no toqué ni un libro mientras estuve allí.
Durante la semana pasada, me tocó rendir un parcial para el cual me fue muy mal, y ya hoy me enteraré de la nota, pero no espero haber aprobado siquiera. :/ Una pena después de todo el tiempo que le puse, y eso es lo que me da más pena.
En fin... La semana pasada, lo hice todo mal. Me sentía muy mal, como que me veía terrible, y sentía que todo el esfuerzo que le pongo a todo lo que hago, no sirve de nada. Me veía panzona, me veía con flotadores, un asco en todo sentido. Pero, luego me dí cuenta, tenía que ver con que había retomado el ejercicio, luego del viaje que hice y donde no pude hacer, y que mi cuerpo se había hinchado momentáneamente por ello. De todas maneras, caí varias veces, pero caminé mucho con mi novio y hablamos un montón.
La verdad, si no me corté, si no me lastimé, si no tengo marcas de daño autoinfligido en este momento en mi cuerpo, es gracias a mi novio. Me puse a llorar el día en que exploté, y no pude evitarlo, porque tengo un pantalón que me quiero poner a toda costa y que me queda apretado y por eso prefiero no ponérmelo, por eso me largue a llorar como una loca. Y mi novio, en lugar de reprenderme, de decirme que no llore por eso, simplemente me abrazó. Me abrazó hasta que dejé de llorar y me calmé. Eso es apoyo. Me dijo que siguiera haciendo ejercicio, que todo iba a salir bien, que no me dejara caer, y me calmó muchísimo.
El domingo tuve la comunión de la hermana más pequeña de mi novio, así que, comí un montón: 2 empanadas, 3 porciones de pizza, gaseosa, una porción de torta, y medio durazno con crema, a lo largo del día. Demasiado.
Aún así, sigo pesando 55 kg, y quiero quitarme este número de encima para finales de octubre, a ver qué tal.



Pero, hoy es otro día, otra semana, otro momento, y puedo hacer que me vaya maravillosamente hoy, no? ^^
Espero que todas estén bien. ^^

Flynn, dónde estás? Alguna sabe dónde está?

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Miércoles

Me desaparecí toda una semana, porque, lo confieso: lo estuve haciendo mal. Es difícil tener la regla, no querer estudiar para los parciales, y sentirse terriblemente gorda: o comes o dormis, y yo me decanté por comer, sí, señor.
Por eso, decidí tampoco pesarme la semana pasada, y estos días (desde el sábado, porque mi día de pesarme es el viernes), intenté hacerlo bien. Ayer, fue un desastre, comí: un alfajor Águila y pastafrola de la mamá de mi novio, no es lo que normalmente como y por un día no se muere nadie, peeeeeero, lo malo es que comí eso a la noche, y me da cosa comer eso tan tarde. Es como que siento que me hinchó de más, engordo el doble, y no voy a poder ir más al baño porque me tapo con harina... Es mi sensación. xD
Pero, ayer, aún con el alfajor en la panza, y vestida con borcegos (que creo que pesan solos casi 1kg), me subí a la balanza. Y sigue marcando 55kg, así que, tranquila. Tal vez pese menos por el tema de que estaba vestida y digiriendo. Me queda, entonces, hacerlo bien estos días, y volver a pesarme el viernes en condiciones. :) Me siento muy bien, al menos, no he engordado tanto como creía.
El problema que se me presenta es que me voy de viaje unos días, y a donde voy hacen comida casera y en cantidad. Si bien se han acostumbrado todos a que yo coma un solo plato, y encima pequeño, no puedo evitar las comidas o hacerlas más livianas: en casa ajena, se come lo que haya, o no? Y eso sumado a que no voy a poder hacer ejercicio, no sé cómo irá a resultar.
Pero, me tengo fe con el control.


Entre otros temas, estuve pensando qué quiero hacer con mi vida alimenticia, a dónde quiero llevar mi dieta. Porque, convengamos, comer poco no es algo sostenible a largo plazo sin que te produzca problemas de salud, aún cuando el problema no llegue a diagnosticarse como anorexia, bulimia, u otra enfermedad así. Pero, no me veo capaz aún de comer como una persona normal y saludable. Es más, ayer comí unos caramelos sola y me sentí repugnante por hacerlo así, como a escondidas.
Mi idea es llevar mi dieta a un desayuno completo, un almuerzo moderado, y líquidos el resto del día. Nada más. No quiero comer más que eso, y me sentiría bien poder comer eso durante lo que me queda de vida. No por ello no voy a hacer concesiones saludables cuando haya alguna fecha especial. Pero me doy cuenta de que me siento cómoda comiendo restrictivamente, más allá de que como lo suficiente como para no morir de inanición, pero no me siento mal. Podría vivir así mucho tiempo más.
Como dije la entrada anterior, soy adicta a la sensación de hambre, a levantarme a desayunar medio descompuesta de la falta de comida, siento que así disfruto un poco más el acto de comer, que, debo decir, me importa bastante poco últimamente. Ya no siento que me antoje de algo, siento que nada de lo que existe como opción alimenticia me satisface.
Loca, loca, estoy loca. xD



En fin, hermosas, éxitos para lo que queda de semana! ^^
Fuerzas para todas!

martes, 17 de septiembre de 2013

Por qué no?

Antes de comenzar con alguna de mis reflexiones geniales xD, voy a contar un poco cómo me ha ido en estos días.
Toda la semana pasada me las pasé dándome gustos, porque me estaba por venir la regla y estaba toda mimosa y antojadiza. Por eso no me pesé, y porque para el viernes tenía la panza super hinchada, así que, para qué amargarme? Directamente me peso el viernes y se acabo. ;)
Por el momento, estoy estoy haciendo todo bastante bien, aún cuando mi mamá se pone un poco difícil cuando quiero cenar un cafecito y nada más, pero no me lo prohíbe, por suerte. Se supone que para el jueves se me va la regla, así que, el viernes podré pesarme. No creo que deba preocuparme: me estoy viendo mejor, aún con la regla, y estoy haciendo mi hora diaria de ejercicio. :)


Bueno, qué estuvo pensando mi cabecita estos días?
Ayer, con mi amiga, la que tampoco come y esta obsesionada con su cuerpo, estábamos mirando a las demás chicas de la facultad. Adoro mirar los conjuntos de ropa que otras se ponen para sacar ideas para ponerme yo, porque aunque reniego de mi cuerpo, no quiero vestirme con bolsas de papas todos los días. En fin, el tema es que estábamos mirando una chica muy delgada, y me preguntó, supuestamente de la nada (entre nosotras, sabemos que todo lo que digamos estando a solas tiene que ver con el tema comida y delgadez, por eso no me extraño la pregunta), si me parecía linda esa chica. Y le dije que sí, por supuesto. Y ella me dijo que no me podía parecer linda, que era muy delgada y daba impresión. Probablemente tenía razón, pero para mí estaba perfecta, y es más, yo quiero un cuerpo como el suyo.
La cuestión es, entonces, por qué no puedo decir lo que me gusta sin que me miren raro? Por qué no puedo decir que quiero ser un palo vestido y que me parece lindo? Si no estoy diciendo en ningún momento que quiero llegar a ser un palo no comiendo o vomitando o haciendo dieta sana. En ningún momento digo cómo lo haría, pero digo que me gusta.
Y me tiene cansada. Me cansa tener tres amigas de la facultad que me dicen "ay, pero eso ya es feo" o "a los chicos no les gusta que las chicas sean tan flacas", o "más flaca vas a quedar fea." A ver, a mí qué me importan cómo me ven los chicos? Para vos será feo, pero para mi es lindo, y no me quieras meter otra idea en la cabeza.
Tal vez no me molestaría tanto si no fuera porque una de ellas pienso lo mismo que yo, que es esta amiga que no come (bah, no come las comidas regulares, pero después come galletas quaker que tienen las mismas calorías que haber comido bien y normal todo el día). Me molesta que sean hipócritas, como si quisiesen hacerme engordar a mí, para quedar como ellas.
O tal vez, simplemente, soy muy infantil.
Pero es que duele llevar tantas cosas dentro. Tengo que luchar cada día con mi problema, con mis ganas de no levantarme de la cama y llorar todo el día, con las ganas de gritarle a mi mamá que detesto vestirme porque todo me hace gorda, con mis ganas de decir libremente que no quiero cenar porque estoy haciendo dieta... Y nada de todo eso lo puedo decir porque esta mal visto, y capaz una que necesita ayuda, termina con todo esto metido para adentro y peor. Cómo voy a pedir ayuda si todos te censuran o ni siquiera te escuchan?
Mínimo, dejame decir que me gustaría ser lo más flaca que se pueda, no?


Creo que me fui del tema, o capaz estaba todo relacionado. Ya no sé.
En fin, prometo volver pronto. :)
Éxitos para la semana!
No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.