Páginas

Seguidores

lunes, 28 de enero de 2013

Un mes

No sé si la balanza me esta jodiendo, pero, es posible que antes de ir al baño a la mañana pese 54.4 y después de ir al baño pese lo mismo? O que con ropa pese eso y sin ropa también? No quiero creer que la pobre esta dañada, pero ya me parece ilógico.
Como sea, peso eso, y me enferma bastante. Porque hace una semana pesaba 53, luego subí a 54.6 y después de depurarme con un purgante muy fuerte (llevaba una semana sin ir al baño) estoy pesando prácticamente lo mismo. No tiene sentido.
Y estoy de los nervios, porque este subi baja me tiene harta. Cómo puede ser que no pueda retener el puto 53? Sin contar que no estoy haciendo nada diferente de lo que hacía antes para retener el mismo número. No sé qué es lo que ha pasado, y estoy francamente histérica y reprimiendo mis deseos de lastimarme a cada momento. Si fuera por mí, estaría ya desfigurada de los arazaños que podría meterme en todo el cuerpo. Pero no, me controlo para que no me queden marcas en la piel que me delaten. Demasiada tiene una marcada el alma para encima dejarse marcas afuera.
El problema es que estoy al límite de mis fuerzas y de mi cordura. Si no bajo algo pronto, voy a enloquecer, voy a entrar al pozo depresivo de las penas, y ya no sé qué pueda salir de eso. No me gusta presentarme tan depresiva, por supuesto, pero así me he sentido todo el mes de enero, y haciendo balance, ha sido un mes de mierda. He llegado a ver el 53 redondo, lo cual me ha puesto de buen humor, pero en una semana lo perdí. No tiene sentido, porque, insisto, no varíe nada de mi dieta. Así que, si tienen algún consejo mágico para darme, les voy a agradecer, porque estoy histérica.
Por el momento, tengo un mes para bajar a 52 (ni siquiera pido imposibles) porque me voy a hacer el piercing en el ombligo finalmente, y si no tengo un abdomen decente para ponérmelo entonces no me conviene hacerlo. No quiero hacerme una perforación que no voy a poder mostrar. Tengo un mes para 2kg, no debería ser un gran problema, pero, cuando no, a mí las cosas me cuestan el doble, así que no sé si lo logré. Pero hay que ponerle ganas igual, no?
Mi objetivo para la semana es, al menos, bajar de 54 y ver el 3. Cómo sea.
Voy a tener que comer frutas y verduras y hacer ejercicio, porque para colmo estoy gravemente estreñida y es lo peor que me puede pasar. Estoy comiendo all bran para eso (108 calorías por taza y hay que tomar solo una taza diaria), pero llevo ya 3 días y no pasa nada. :/ Deseenme suerte con eso también, porque es bastante molesto.


En fin, la verdad es que estoy deprimida, así con todas las letras. No he estado bien con mi novio por culpa de esto, y es espantoso, porque él no tiene la culpa, pero se come todo lo que me pasa: mi tristeza, mi poco deseo sexual porque me siento menos sexy que una lechuga, y demás histerias varias. Desearía ser la que era antes, la que podía dividir entre cómo me siento con mi cuerpo y cómo me siento cuando estoy con él. Pero ahora se me complica mucho, como si la obsesión no me dejara ni a sol ni a sombra. Y no esta bueno...
Bueno, no las amargo más. :)


Espero que tengamos una hermosa semana! ^^
Éxitos!

viernes, 25 de enero de 2013

Primera entrada del año!

Tuve que dejarlas porque me encontraron el blog, y muchos inconvenientes. Ahora que creo que la tormenta a pasado, he vuelto con el blog renovado, pero habiendo borrado todas las entradas anteriores. A ver cuánto me dura!
Estoy gorda, como siempre, rondando entre 53 y 54kg, y me tiene bastante mal porque quería terminar enero con 52kg. Y no estoy cerca, ni es posible tampoco. Así que, a aguantarse y ponerse las pilas de nuevo. 
Solo paso a dar señales de vida nuevamente. :) 
Éxitos, para todas!


No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.