Páginas

Seguidores

domingo, 24 de febrero de 2013

Soy un desastre

Al final no he hecho nada de lo que he dicho: jamás volví para responder comentarios, y les pido mil disculpas, porque la verdad es que no he tenido tiempo.
El martes fui al gimnasio, porque el lunes tuve un problema (un pantalón de gimnasia que no aparecía por ningún lado y tuve que salir a comprar uno nuevo), así que, tuve que empezar el martes. Como mi novio es empleado de ese gimnasio, yo no tengo que pagar, así que, eso me incentiva a ir con más ganas: no puedo desperdiciar semejante beneficio, no? Bueno, estoy haciendo en promedio 2 horas cada mañana: media hora de bici fija, casi 1 hora de otros ejercicios con muchas repeticiones y poco peso para poder quemar lo más posible, y media hora de bici fija más. El que me asesora también es mi novio, que esta terminando la carrera de educación física, y confió bastante en él. Es más, en estos cuatro días que fui, la panza que había traido de nuestro viaje, desapareció. Sin embargo, me tuve que aguantar que me doliera todo, y espero que mañana ya pueda ir más cómoda. Había olvidado lo que se sentía sudar tanto, por Dios, ya es asqueroso. Pero, me lo aguanto: salgo super feliz del gim cada vez, y eso no se compara con nada.
Eso sí, he estado un poco descontrolada con la comida, llegando a consumir hasta 1000 calorías (una barbaridad para mí), por el cambio de rutina y el acrecentamiento del metabolismo. En un blog leí que el ejercicio llevaba a que comieras más, que por eso tal vez el ejercicio no era necesario para bajar de peso, pero yo creo que si te moves, adelgazas. Eso sí, tengo que retomar el control de la comida esta semana. Y lo voy a hacer, porque ya estoy más calmada.
No me gusta mucho mi cuerpo, sobre todo en los últimos días, porque ha estado muy hinchado, por todo esto del ejercicio. Y porque, cuando me miro, me veo bastante monstruosa, lo cual me da a entender que he engordado más de lo que creo, y me aterra. No obstante, la ropa me queda igual, así que, no sé qué pensar. Por supuesto, no me he pesado, y la balanza sigue guardada en donde mi novio. Por un lado, bien, porque seguro que me querría cortar las venas después de pesarme; pero, por otro lado, no sé dónde estoy parada. Quedamos con mi novio en que me pesaría la semana que viene, al final, cuando mi cuerpo ya no estuviese hinchado.
Él está convencido de que voy a bajar de peso, y le creo. Eso sí, al ejercicio adicionamos restricción de harinas desde el almuerzo hasta la noche, no puedo comer golosinas en cualquier momento, y tampoco puedo picotear ni queso entre comidas. Me parece bien, así que, me tengo que poner firme. Llevo ya 3 días sin comer harinas, salvo en el desayuno un poco.
Otra cosa que me tiene un poco desanimada, es la universidad. No por mí, claro, porque voy muy bien: este año empiezo cuarto año y adeudo solo 2 materias de tercero, que las estoy preparando para rendir en marzo; sino, por mis compañeras: una ha reprobado 3 veces seguidas, otra  no va a cursar algunas materias con demás, y la otra tiene todas las materias de segundo y tercer año debiendo. Un desastre, y eso me ha tirado un poco a mí abajo, porque mi grupito se desintegra. Pero, tengo que ser fuerte, no?

Me dio mucha risa esta imagen. ;)
Bueno, voy a contar la entrada acá, muchachitas. He soltado un montón de cosas en poco tiempo xD, así que, dosificaré un poco para la próxima entrada. ;)
Ahora mismo voy a responder comentarios, y gracias por su apoyo incondicional! No lo merezco.
Éxitos para la semana! 

domingo, 17 de febrero de 2013

slowly starving


Peso desconocido
(y sin quererlo conocer hasta que esté mejor ante mis ojos y el espejo).
A 11 días de los 21 años.
Retomando los libros después de un final exitoso y una semana de vacaciones 
(Foto tomada por mi novio).
Mañana empiezo el gimnasio, con ganas de adelgazar lo más que se pueda para mi cumpleaños, 
enojada con cada chica que come poco y baja un kilo y medio en una semana cuando yo hago lo mismo y no tengo el mismo resultado, 
despotricando contra el injusto mundo. 
Pero, respiro hondo una vez más, y pongo a por ello. 
Febrero, todavía podemos pasarla bien juntos, 
por favor, no me falles. 

Mañana respondo comentarios. Gracias por su apoyo, princesas. 

sábado, 2 de febrero de 2013

Círculos.

Supongo que, bienvenido febrero! 
Amo el mes de febrero, porque es el mes de mi cumpleaños. Pero solo es un buen mes cuando, a su vez, enero ha sido un buen mes también. Pero como no lo ha sido, la verdad no sé qué esperar de febrero. Supongo que no sería todo tan malo de haber cumplido alguna de las metas que me propuse para enero, pero no logré ninguna, así que, tengo el ánimo en el quinto subsuelo.
Hice todo relativamente bien durante la semana. Hice caso a sus comentarios varie las calorías, me moví más, no comí los mismos alimentos todos los días, y los comía en horarios diferentes a los del día anterior. He bajado medio kilo, y sí, ví el 3. Cumplí con eso. Pero no me satisface, y nuevamente voy cayendo al pozo. Es como si siempre estuviese atorada en círculos, y me alegro cuando bajo, pero en realidad no bajo, sino que adelgazo lo suficiente como para dejar a mi corazón tranquilo un par de días, y luego vuelve la desesperación y la angustia, porque siempre estoy atorada en el mismo número inmundo. Para colmo, a todos los que veo parece que les va bien, que estás más delgados, menos yo. Y se siente como el demonio.
Estoy realmente triste.
Quisiera creer que el hecho de que la regla esta en puerta tiene algo que ver, quisiera creer que como hace 3 días que no voy al baño, todo se ve negro. Pero ya no sé qué es lo real y qué es lo que maquina mi cabeza.
Sé que tengo que hacer ejercicio, y me voy a aplicar desde hoy mismo, porque faltan solo 27 días para el gran día en que me haga el piercing en el ombligo. Así que, a ver qué pasa. Pero siento, de antemano, que no lo voy a lograr, que todo va a ser una porquería, que voy a terminar llorando y deprimida de nuevo. Y no lo resisto, se me oprime el corazón.
El objetivo de la semana es llegar al 53 redondo. Deseenme suerte!
Gracias a todas por sus comentarios! Todas tenían un poco de razón, pero creo que lo mejor va a ser variar, y mantener mi consumo calórico en las 500 a 700 de siempre. Más, tampoco lo resistiría.


Éxitos!
Qué tengan un lindo finde!
No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.