Páginas

Seguidores

martes, 3 de diciembre de 2013

De qué nos enfermamos?

La idea de esta entrada me la dio Flynn y un comentario que le deje. Esto será algo así como algo más largo de ese comentario. Tengo la cabeza un poco en otro lado, así que espero ser clara. :)


En este mundillo me he encontrado personas con mil problemas, algunos que no provienen directamente de la comida, otras que han encontrado en la comida una manera de canalizar lo que les pasa. Acá he leído la vida de personas adictas, de personas bipolares, de personas medicadas, y de personas que sin estar diagnosticadas también tienen sus problemas. Todas sufrimos, y por qué? Porque no podemos hablar, porque nos mata el silencio y nos destruye desde adentro. Y así terminamos: en la inestabilidad emocional, en días de ayunos, vómitos y laxantes, o laserando nuestras almas con filos en nuestro cuerpo para que sacarnos el sufrimiento para afuera. 
A nosotras lo que nos enferma es el silencio. 
El silencio que, primero no nos permite decir que tenemos un problema. Y que luego no nos permite admitir que tenemos o tuvimos un problema frente a los demás. No es que importe lo que digan los demás, pero al no poder sacar eso para afuera, nos sentimos avergonzadas de nuestra situación. 
Pero, avergonzadas de qué? De que te hayan abusado y que sin embargo no te hayas suicidado a pesar del sufrimiento? Avergonzada de tuviste una familia abandónica y sin embargo todavía estás acá viva? Avergonzada de que capaz tuviste una vida re tranquila pero igual te sentiste triste, sola y terminaste destruyéndote por dentro durante años? 
No debería acaso estar feliz de querer salir de este hoyo o desear hacerlo al menos? 
Me considero una persona en recuperación, y me siento muy orgullosa de lo que he logrado. Como que puedo comer como persona normal sin darle (tantas) vueltas al asunto, o que llevo ya un tiempo sin cortarme, o que no me atraco, aunque todavía tengo una obvia conexión emocional con la comida. Por qué me tengo que sentir avergonzada frente a la gente si es eso lo que me toco vivir? 
No me gusta que me tengan pena, por eso creo que tengo que poder contar mi historia sin sentirme mal o sin que me tengan pena. Poder decir que aunque nunca fui a un psicólogo o nunca me diagnosticaron nada, estaba mal pero ahora estoy saliendo sola de donde estaba. 
Pero, claro, como eso no se puede medir, como el sufrimiento solo se ve por dentro y nadie lo puede entender, paso a ser automáticamente la loca, la que tiene "un problemita con su cuerpo" y nada más. Y es tan injusto. 
Con mis compañeras de facultad, por caso, apenas he podido contarles que tuve/tengo un problema alimeticio, nunca he mencionado que me corté, que me odíe y me odio a veces, que he llorado mirándome al espejo y durante la noche por lo que he visto. Y a veces, creo que es necesario que lo sepan para que puedan entenderme por qué soy así, por qué me pienso dos veces antes de salir a tomar un helado con ellas, porque estoy calculando en mi cabeza las calorías que tendrá eso. 
Pero no lo puedo decir, por qué? Porque no es común, no es normal, a menos que lucre con ello, como hizo Cielo Latini, que con un libro mal escrito terminó siendo una gurú de la recuperación cuando obviamente todavía estaba enferma. Porque sino me hago millonaria con mi experiencia, no tiene valor. Y no es así. 


Me estoy recuperando, y qué? 
Sí, me hice mierda durante años, y qué? 
Lloré por ponerme un jean y que no me quedara como me gustaría, y qué? 
Todavía me pruebo 20 conjuntos de ropa antes de elegir que ponerme, y qué? 
Soy lo que soy, no tengo que dar excusas por eso, y es lo que me ha puesto a mí en este punto de mi vida. He logrado tanto, como llegar a los 21 años sin consumar mis pensamientos suicidas, y eso ya es mucho. 


Ánimos a las que todavía buscan la recuperación! Ánimos para las que todavía no le ven salida a esto! Ánimos para todas!
Que el silencio no nos mate, hablemos sobre esto. Es lo único que nos puede hacer libres. 

4 comentarios:

imperfect_vampire dijo...

HOLA HERMOSA OMHI!

AME TU ENTRADA!

Tengo ya tiempo conociendote y es muy bello verte en este punto

y si, nuestra enfermedad es de silencio, de secretos, de guardarnos todo lo que sentimos

por eso es escencial hablar
solo es cuestion de encontrar a las personas o persona indicada

no pienso que debamos darles expliaciones a medio mundo
solo a quien se las merezca

por que a final de cuentas es una enfermedad
no le cuestionas a alguien que tiene cancer o un tumor, o si?

la misma enfermedad es sólo un sintoma de otra mas fuerte y profunda
desde que estuve consciente de eso
deje de sentirme culpable por haber enfermado

a seguir con esta lucha
somos jovenes y tenemos mucha vida por delante
somos tambien muy fuertes
por eso seguimos aqui dando lata

cidate bella
te quiero mucho
<3

Victoria Dylan dijo...

Tenes mucha razon en lo que decis, es no podes expresarse lo que nos enferma de esta forma... aunque por otro lado no siempre es el silencio en si, sino que intentas expresarte pero nadie te escucha o nadie te entiende, que es lo que siento que me pasa a mi.. No es que me callo mis problemas, si no que a nadie le importa, nadie los entiende y prefiere tratarme de loca o simplemente les resbala.. entonces me desespera y prefiero pretender a enfrentarme a esa indiferencia, entonces desencadeno todo esto...
Creo que tu entrada me hizo entenderme un poco mas
Yo estoy cuesta abajo (o cuesta arriba) con todo esto, pero leyéndote a vos, a flynn o a clau logro entender lo difícil de la recuperación, precisamente porque termina formando parte de lo que somos

Un beso!

Flynn Rose dijo...

Tengo la piel de gallina con tu entrada y me alegra que de alguna manera te haya inspirado lo que leíste en mi blog y comentaste. La verdad que sentí la importancia que le diste y cómo te llegó y me hace bien; me hace mucho bien poder conectarme así con ustedes y que todo esto sirva para bien.

"Pero, avergonzadas de qué? De que te hayan abusado y que sin embargo no te hayas suicidado a pesar del sufrimiento?".. Es tan...... RARO, no? Tener vergüenza de no haberte matado es lo más extraño que se puede sentir y leyéndolo ahora me es desconcertante. Pero es así, creo que porque se supone que debido a tal cosa hay que actuar de tal manera, o así es cómo nosotras lo entendemos. Siempre con reglas e intentos por llevar el control de todo, por lo que obsesivamente hasta llegamos a creer que merecemos algo tan espantoso como la muerte "sólo" porque sufrimos en silencio y es en nuestra mente lo que los demás esperarían. La consecuencia lógica, digamos. Y tenés razón, hay que enfocarse en salir, en una misma, sin pensar de más; sin darle vueltas a todo.

Amé esta entrada y la agradezco <3
Y estoy muy contenta de tu coherencia y tu empuje!

Eliana . dijo...

¡Hola! Es la primera vez que paso por acá, y sinceramente me encantó lo que escribiste, sentí que estaba escrito solamente para mi. Y lo que te pasa con tus compañeras de facultad me pasa a mi con mis amigas y amigos, los conozco hace más de diez años a la mayoría y no soporto saber que ellos saben que tengo un problema, las miradas de pena, sus ojos brillantes creyendo que de verdad sus palabras me hacían bien y creo, sinceramente, que para una persona "enferma" no hay nada peor que la mirada con pena de una persona que se tilda así misma de "normal"
¡Un abrazo muy fuerte y suerte!

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.