Páginas

Seguidores

jueves, 10 de octubre de 2013

Trastorno

No es que quiera estar enferma, pero a veces me da la sensación de que, quiera o no, debo tener algún problema mental, y que no esta ligado exclusivamente a la comida. O que se expresa de distintas maneras.
Cuando tenía 15 años, que creo que fue el punto de inflexión en que empeze a prohibirme la comida deliberadamente, todos mis problemas se solucionaban no comiendo. Me sentía bien porque no comí, y seguía así. La gente me decía que estaba delgada, que dejara de adelgazar tanto, que me veía muy bien... Era embriagante, y como todo se debía a la comida, continúe.
El problema fue cuando, con 17 años, y a raíz de que tenía que elegir qué estudiar y si me iba a otro lado o no, la comida no ya no fue suficiente para calmarme y hacerme sentir bien. No solo comí muy poco ese año, sino que además me empeze a lastimar. Como si necesitara maltratar más a mi cuerpo para sentir "mejor", porque ya no me sentía bien.
Hoy, con 21 años, la comida esta un poco más estable: como todos los días, y como sano, lo cual era impensado para mí con 18 años, cuando baje 6 kilos en 1 mes (de 59 a 53). Porque los bajé a fuerza de no comer, de ayunar compulsivamente cada día. Y me sentía bien.
Pero, ahora que como mejor (aunque no por ello he dejado de contar calorías), la necesidad de maltrato se me ha salido por otros lados. Ahora no puedo ni mirarme al espejo, no puedo ni vestirme con lo que me gusta, porque me veo gorda. Y no solo gorda, sino que también me siento sucia. Sí, aunque me bañe, a las horas ya me siento sucia, desarreglada, con los pelos mugrientos, con la grasa ensuciándome entera.
No sé por qué me pasa esto. No sé por qué con los años me he puesto más estricta con mi higiene personal, y no porque sea dejada, sino por esa imperiosa necesidad de sentirme y estar "limpia." Me tranquiliza mucho el rasparme bien cuando me baño para sacarme la suciedad de encima, me siento mejor cuando me pongo la ropa limpia, pero al rato la siento sucia y colgando espantosamente sobre mí.
Ojo, no creo que la ropa tenga germenes y cosas así. Pero me siento sucia.

Por eso creo que tengo algún trastorno mental. Y que tal vez, como me ha pasado hasta ahora, evolucione en una nueva manía.

3 comentarios:

sophie dijo...

hola, primera vez que te leo y me senti identificada, siempre he pensado que en mi caso la comida es el menor de los males que podría tener y si se fuera evolucionaría en algo más... se supone que mientras lo de fondo siga existiendo el sintoma puede cambiar de tca a fobia u obsesión u otra cosa pero de alguna forma se manifiesta...
besos

Nana Monster dijo...

Creo que deberías de encontrar la forma de alejar esos pensamientos de tu cabeza, porque no te hacen bien y no son normales. Busca algo que te llene, que te haga feliz, que te haga decir "esto vale la pena" porque lastimarte, ya sea física o psicológicamente, no te va a ayudar en nada. Y tu obsesion se va a volver más grande, nunca vas a estar conforme, así que comenza por cambios pequeños y a mejorar en algun aspecto psicológico en particular, concentrate y de a poco cambia lo que no te gusta. Pero no te enfermes, no vale la pena.

Daniela. dijo...

"aunque me bañe, a las horas ya me siento sucia, desarreglada, con los pelos mugrientos, con la grasa ensuciándome entera." Al leer eso me dio un escalofrío horrible, porque me pasa igual, sobretodo con mi cara y con las manos. Me lavo la cara y las manos cada menos de miedia hora, me siento asquerosa ¡y ni hablar de los dientes!
Pero linda, no podes vivir siempre asi... yo tengo nada mas que 16 años y no se que me depara el futuro, pero vos estas creandolo mas que nunca. Hiciste re bien en comer sano y te felicito por ello.
Animos y saludos!

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.