Páginas

Seguidores

miércoles, 23 de octubre de 2013

Por qué no me quiero pesar?

Hermosas, cómo pasaron el fin de semana?
Acá en mi país, fue el día de la madre el domingo. El sábado había tenido una confirmación, con comida incluida. Así que, para el lunes tuve un dolor de hígado que no se dan una  idea. :/
Hacía cerca de un año y algo que no me pasaba (desde que me operaron, para ser exactos), y debo decir: no se lo deseo a nadie.
Quién pudiera tener este cuerpo!
El sábado no comí mucho: una empanada, un porción de pizza, un pequeño sanguchito (imagínenlo minúsculo), y nada más, porque ya me sentía mal, descompuesta.
Intenté no hacer caso de la situación, y el domingo, Día de la Madre, almorzé con mis familiares. Comí: un chorizo y ensaladas, una porción de torta helada, y ya me llegó el dolor de hígado.
Tal es así, que el lunes no pude desayunar ni dos galletitas de avena (las galletas más insulsas del planeta) con mi te, porque me daba asco todo. Es más, fui a una clase, y ya me volví a casa porque me sentía pésimo.
Ayer, ya estaba mejor. Pero, me agarró la depresión: llevo desde el viernes sin hacer ejercicio, y me lo noto en el abdomen, porque la falta de abdominales es increíble. :/ Eso y que ya estoy agotada de la facultad. Me faltan un parcial jodido y un integrador más jodido todavía, y tengo 0 ganas de estudiar. Es como que no me interesa. Y como no puedo perdonarme el no tener ganas de estudiar (aunque estudie todos los días), me siento mal.
Hoy, igual, estoy de mejor ánimo. Como ayer terminé caminando media hora en la caminadora, me siento mejor. Sé que no es nada, pero lo que cuesta es empezar, y yo ya empezé. Es más, termino de repasar la presentación de un trabajo para hoy, y me pongo a hacer ejercicio. :)

Por un abdomen así :D

Ahora, el título de la entrada.
No me pesé este fin de semana, supuestamente porque no encontré el momento. Pero, en realidad, me da miedo hacerlo.
Me veo relativamente bien (a pesar de la panzita fofa que se me ha hecho), noto en mis piernas, sobre todo, que he adelgazado algo. Pero me da pánico pensar en subirme a la balanza y ver que sigo pesando lo mismo o más.
Sé que no debería tener miedo, que por algo veo cambios en mi cuerpo. Pero, el miedo no se va...
Estoy comiendo muy poco: entre 200 a 400 calorías. Y tal vez algún subidón hasta casi las 800 en fin de semana, porque no me salvo los viernes de la pizza caserita e integral de la mamá de mi novio. Nada grave, creo.
Pero, y si no es suficiente para bajar algo? :/
Ay, esta inseguridad mía! xD


Éxitos con lo que queda de semana, hermosas!! 

P.D: Flynn, por qué te fuiste?

1 comentario:

Flynn Rose dijo...

Ya pasó un año de tu operación??? shit!! Voló el tiempo jaja
Te pasó eso porque tu cuerpo ya no está acostumbrado a comer así, aunque igual no me parece mucho! Una empanada, una porción de pizza... re bien. Un permitido normal. Pensá que la gente come una empanada y después como tres porciones de pizza!! Ni te preocupes. Y estar bajón muchas veces tiene que ver con la comida. Yo al menos, si como de más después estoy re triste. Más si te duele el hígado (de hecho me salió una llaga en la comisura de la boca y estoy llena de granos, cosa que NUNCA me pasó, ni a los 15!).

Un beso hermosa, ya habilité el blog.

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.