Páginas

Seguidores

miércoles, 2 de abril de 2014

Las Malvinas son argentinas!

El título de la entrada viene a cuenta de que hoy en mi país es feriado, porque se conmemoran los 32 años de la Guerra por las Islas Malvinas, que peleamos contra Inglaterra y perdimos, en el intento de reivindicar dos islas que habían sido robadas por los ingleses casi 100 años antes, y en donde nadie quiso ayudarnos, ni por las vías diplomáticas ni por las vías bélicas. Y así, quedaron un montón de vidas muertas y truncadas en esas islas, y una sociedad con una herida abierta y sangrante todavía hoy. Hasta que no se recupere ese territorio, más por una cuestión de soberanía que por la parte de recursos, no creo que esa herida cierre. 

En fin, dejando de lado mi vena patriótica, porque la verdad es que lo soy y mucho, quería aprovechar para darle la bienvenida al nuevo mes. ^^ Ojalá Abril sea un mes excelente! Aunque ayer lo empecé con un día largo y agitado, pero prefiero que los días sean así.
Bueno, estoy con la regla y particularmente este mes he tenido muchos dolores de ovarios y muy intensos, además de dolores de cabeza que se dan sin falta a la una de la mañana si sigo despierta a esa hora (que es siempre). No sé por qué. Generalmente, los dolores en esta época del mes me aumentan cuando como menos, pero no creí que ese fuera mi caso. Parece que sí.
Lo que quería comentar en esa entrada es que, hace mucho, leí que todas las personas que tienen algún problema alimentario suelen reducir sus grupos de comida hasta que terminan comiendo siempre lo mismo. Ya sea porque tienen muchas calorías o demasiadas grasas o un mejor valor nutricional; anoréxicos, bulímicos u ortoréxicos, por decir algunos, terminan comiendo casi siempre lo mismo, y por eso podemos decir que hay un trastorno alimentario.

Yo, que nunca he sido diagnosticada con ninguna de esas enfermedad, creía que era mentira y me he jactado siempre de comer variado. Hasta que se me ocurrió mirar mis intakes, y noté que como casi siempre lo mismo y en los mismos horarios. Por ejemplo, no como galletitas dulces (salvo excepciones), si como queso es en el desayuno, la fruta se come siempre de día, hace años que no como bananas o huevo o manteca, tomo leche apenas una vez cada dos semanas (como mucho), y así. Y todas esas conductas, derivan de que tengo un problema con lo que como y con que me cuestiono cada cosa que me llevo a la boca. Es más, leyendo a las demás chicas, sé que también les pasa lo mismo, y es inevitable, como que son nuestros "alimentos seguros." Por eso a la noche nunca como pastas, carne, yogur, leche, pan, ni nada que pueda hincharme; básicamente, me tomo un té y listo. Me da la seguridad que no voy a engordar, aunque no sé si eso es real.
Creo que por eso nunca he podido llevarme meriendas a la facultad o comerme tranquila un yogur. Porque no es seguro para mí, sin contar que no tomo merienda, salvo que tenga un antojo excepcional de dulce, sino es imposible, y menos en la facultad donde me siento vaca casi todo el tiempo.
Y ustedes, qué alimentos repiten todos los días? 

No me extiendo más, hasta la próxima, hermosas!! ^^

1 comentario:

Reif Blommen dijo...

Ayer me la pase todo el día leyendo sobre las Malvinas y viendo documentales de aquel fatídico día una bronca me da me da ganas de no se... ¿cazar piratas? jajaja

Tenes razón, siempre vamos a lo seguro y repetimos siempre lo mismo y después te cansas y decidís no comer yo por ejemplo todos los días té y manzana y tomate o si hay mandarina me como una de esas... pero se vuelve aburrido y me da ganas de comer porquerías x.x

Por acá te dejo mi blog: http://reifblommenproana.blogspot.com.ar/

saludos linda!

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.