Páginas

Seguidores

domingo, 25 de mayo de 2014

Ici ncore

Me he perdido nuevamente u.u, pero no ha sido a propósito: la facultad me tiene de los pelos. Es el último año, hay toneladas de cosas para leer, encima estoy más social que nunca, así que estoy aplastada de actividades y viviendo el hoy. Mucho más presente en la cotidianeidad que nunca antes en la vida. Por eso no esto pasado muy seguido por acá: toma tiempo vivir en el presente.
Pero, la comida, las dietas y el ejercicio son cosas que nunca me abandonan. Siempre están en mi mente, ya no creo que se vayan.
Qué ha sido de mí en este tiempo?
Bueno, estoy pesando entre 53 y 52 kilos, según indican la balanza y la ropa. Hago ejercicio todos los días un promedio de 20 minutos, y tengo un descanso cada 4 días; las líneas de mi abdomen se empiezan a definir nuevamente, y estoy haciendo también ejercicios de elongación, para poder recuperar elasticidad (soy muy elástica sin hacer nada y me gustaría serlo mucho más). Tan activa estoy con mi cuerpo, que Ale ha notado que hasta me paró más derecha, mejorando mi postura, justamente porque incorporo gracias al ejercicio una postura mucho más decente. Hasta me veo más alta!
Por otro lado, me miro al espejo y veo delgada, me veo reducida en medidas, sobre todo en las piernas y en los brazos. Mi panza siempre será un problema. Pero, creo que mientras continúe con los ejercicios de este modo, no voy a tener problemas en mejorar.
Lo malo es que, con la comida en sí, no siente que esté haciendo grandes avances. Últimamente, mi rutina de comida va así: desayuno variado (fruta, te, café, queso light, a veces algo de panadería si es que hay), almuerzo moderado de lo que haya, y nada hasta la cena que es una simple colación de café/té y alguna galleta de agua sin sal. En la facultad, como mucho, tomo mate con las chicas, que no tiene muchas calorías (además del efecto diurético que tiene). No sé si es mucho, pero cuando me paso de eso, ya me siento un poco mal, como si hubiera comido una barbaridad, y no puedo avanzar sobre esa culpa. Es como que la culpa siempre está ahí, y no puedo evolucionar más allá. Pero seguiré trabajando en eso.
Me está por venir la regla, así que voy a tener una semana jodida con ese tema, porque siempre me deprimo o me siento como un elefante cuando me viene.
Lo curioso de todo es que, mientras yo me noto poco a poco los cambios que se dan como consecuencia de mi esfuerzo (porque nada es gratis en la vida), nadie más lo nota, y me hace dudar un poco de mis logros eso. Sin contar que estoy rodeada de dos tipos de chicas últimamente: las flacas que comen y no engordan aunque quieran, y las que dicen que hacen dieta todo el tiempo y que después te viene a contar que se cenaron un sanguche de milanesa o que quieren que le pongan los brackets para no tener que comer. Y yo, que creo tener un verdadero problema mental y que no puedo darmela de chica delgada, pero que me siento hipócrita contando todo lo que me esfuerzo para estar como estoy (dejando bastante que desear), me quedo en el mutismo absoluto.
Es difícil cargar con lo que se es cuando no se lo puede decir abiertamente. 

En fin, he escrito muchísimo y me muero de sueño.
Quiero escribir más seguido! Pero estoy tapada en cosas y a veces es necesario no hacer nada para despejarse Igual, intentaré pasar más seguido
Éxitos, hermosas!
Qué tenga una semana maravillosa!

2 comentarios:

Flynn Winter dijo...

Hola!! La verdad que me alegra que estés activa así. Admito que hay que sociabilizar y como dijiste, es difícil vivir en el presente. Suena raro, pero es lo que nos suele pasar.
Decís que con la comida no vas bien, pero fijate que estás bien con el gym y sintiéndote mejor en un punto. Yo tampoco creo que esto se vaya del todo, pero hay que ir remándola :)

Besote!

Valeria dijo...

Estás comiendo muy bien y haciendo ejercicio, eso está genial, y los 52-53 kg también (más si va a bajarte la regla pronto, que el peso suele aumentar unos días antes de que baje la regla). Me alegro mucho de que estés activa y con tanta vida social :) Mucha suerte con los trabajos y exámenes de la Universidad y mil besos!

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.