Páginas

Seguidores

lunes, 4 de marzo de 2013

Equilibrio

Bueno, como todos los meses, llegó mi querido amigo de cada mes: Andrés, o la regla. xD.
No puedo quejarme, la verdad, es eso o estar esperando la cigüeña, y no, por ahora no necesito eso. Lo bueno es que este mes, no me ha dolido nada, me he hinchado poco (hoy solo un poco porque comí harina a la tarde), y creo que poco más. Supongo que será tanto deporte de por medio, que me anestesia el dolor.
En fin, leyendo sus comentarios anteriores, mis queridas princesas comentaron sobre el éxito y el equilibrio que estoy pasando.
Voy a ser sincera: desde que empezó el año, llevé unos meses espantosos, hasta que empeze el gimnasio hace dos semanas. Cuando dicen que el ejercicio refuerza el autoestima, y todas esas cosas, puedo dar fe de que es completamente cierto. Desde que hago cada mañana dos horas de ejercicio, me siento muy bien. Y eso, sumando al hecho de que hace 3 semanas que no me peso ni tengo una balanza cerca, me ha sentado de maravillas.
De alguna manera, estoy un poco más distanciada de mi lado obsesivo. O, mejor dicho, lo he canalizado por el lado del deporte: necesito levantarme siempre a tal hora, desayunar tal cosa, prepararme para tomarme el cole al gim y llegar a determinada hora.  He cambiado la fijación, no el problema, pero es mucho más saludable.
Estos dos pequeños cambios, han hecho que pueda distanciarme del pozo depresivo que llevé durante estos meses, y que haya podido ver que mi vida no está tan mal. No es que de repente soy un éxito para mi misma, sino que de repente puedo ver lo que realmente tengo. Eso, sumado a que mi cumpleaños me pone más reflexiva que año nuevo y esas fechas, me he dado cuenta de que si no estoy ya en la cúspide, pues debo estar cerca.
En definitiva, todo es una cuestión de perspectiva. Y es que la vida me ha enseñado que todo es una etapa, todo cambia, todo muta. Por más que hoy vea todo hermoso, probablemente mañana me levante con ganas de morirme, o al revés. Siempre voy a volver a lo anterior, y siempre voy a volver luego a este estado exultante que tengo. La idea es que las etapas de luz sean más prolongadas que las depresiones que suelo cargar. Así que, veremos cuánto me dura la felicidad.
Me da pánico pensar en pesarme ahora. Por más que mi novio diga que estoy más delgada, si el número no lo demuestra, voy a morirme de pena Tanto esfuerzo para nada, voy a pensar. Entonces, no quiero pesarme. Pero, cuando la regla se vaya, voy a tener que hacerlo, porque hasta mi novio tiene curiosidad sobre los resultados, ya que él es el que me está dirigiendo en todo esto del gim.
Como sea, el punto es que todo depende de cómo se lo mire. Nosotras mismas tenemos que ser positivas en nuestros pensamientos, porque sino, todo es negro. O, sino, tenemos que cambiar alguno de los factores de nuestra tristeza para hacer algo más agradable. :)


No hay mucho más que decir, solo estaba reflexiva hoy y necesitaba contar eso.
Ya mismo me voy yendo a dormir, porque ya me duele la cabeza de cansancio y la panza de hambre xD Ay, esta regla traicionera que me pone ansiosa!

Éxitos para la semana, princesas!

4 comentarios:

Gab dijo...

Me ha gustado mucho tú entrada creo que dices verdades como puños, y sobre todo me ha gustado leerte y llegar a sentir esas ganar de estar bien y alegre que, desde luego, transmites en el texto.

Un beso guapa!

Laura L dijo...

Llevas toda la razón, porque a mi me pasa igual con el ejercicio, es como que canalizo todo el dolor, mientras estoy corriendo, tengo la mente en blanco, solo quiero llegar al final de los 20 minutos sin pararme y ya está! después estoy cansadísima y eso me encanta! duermo bien por estar cansada, como bien, porque solo como mal cuando estoy deprimida, así que creo que el ejercicio es una de las mejores medicinas. pensamientos positivos dan lugar a sensaciones positivas, es ley de vida! suerte guapa :)
http://neveerlosehopee.blogspot.com.es/

Flynn dijo...

Hermosa entrada! Me encanta cómo una habla con más serenidad y firmeza cuando las cosas mejoran y se produce ese cambio interno, que es lo más importante. Nunca pierdas ese poder de reflexión que siendo así vas a poder sobrellevar todo aunque las cosas externas no sean las deseadas :)

Un besote!!

Lita εїз dijo...

Me alegro de que las cosas mejoren, y es cierto, todo depende de como se le mire :)

Un beso querida

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.