Páginas

Seguidores

martes, 28 de octubre de 2014

Límite

Siempre creemos que nosotras controlamos esto, que sabemos reconocer nuestros límites y parar a tiempo... Pero cuando son las 11 de la noche, y te vas al patio escondida para comerte un bocado de pan para que no te vea nadie, te das cuenta de que algo no está andando bien.
A ese extremo llegué anoche: me escondí para comer pan, porque mi cuerpo no daba más de sí.
De qué me escondía? De mi misma, por supuesto, porque la realidad es que nadie me iba a decir nada salvo que mejor cenaba en lugar de comer pan.
Y por primera vez en un tiempo, decidí hacerle caso a la voz de mi conciencia y me senté a cenar. 3 empanadas de carne cayeron en mi estómago. Cuántas calorías? Incontables. Pero no quise pensarlo, porque la verdad es que tenía hambre, y me dejé comer lo que necesitaba.
No estoy exageradamente delgada, la verdad es que dudo que haya bajado algo realmente... Pero esto se está comiendo mi cabeza de nuevo, y por una noche, me dí un descanso.
Por supuesto que no había cenado más que fruta el día anterior y hoy no he cenado nada. Ahora tengo que pagar por las empandas que me comí. Pero al menos me queda el consuelo de haber tenido una noche de tranquilidad....

Esto es tener control? 
Lo dudo mucho. 

4 comentarios:

Iara. dijo...

Corazón, si no comiste mucho durante el día (y con mucho me refiero a cosas chatarras, atracón, o comida en exceso) las empanadas están bien. Son básicamente carne, huevo en algunos casos y una masa delgada. No son demasiadas las calorías que consumiste. ¡Ánimos!

Cósmica dijo...

Odio el sentirme bien y mal al comer o no comer, es bastante complicado eso.
Espero que no lo lleves todo al extremo. Cuídate<3

Sophie dijo...

Me alegro que pudieras hacer algo por ti, que hicieras consciencia a veces pensamos que es normal pq estamos acostumbradas
besos

andrea dijo...

lo mejor de esta vida para vos

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.