Páginas

Seguidores

domingo, 7 de septiembre de 2014

Había olvidado que ya es septiembre...

La entrada anterior la escribí un poco a las patadas, así que no me dí cuenta de que ya hemos cambiado de mes. Estoy tan pendiente de estudiar y de procurar que el tiempo pase rápido que ni me dí cuenta de que ya estamos en un nuevo mes.
En estos lados del mundo se viene la primavera, y pronto el fin de año se va a acercar... A mí poco me importa, porque realmente tengo una pena tan grande con un novio lejos que en lo único que puedo pensar es en cuándo voy a poder viajar a verlo o cuándo va a venir él para acá.
Sin embargo, sí hay algo que me preocupa: en 3 semanas tenga un casamiento, y en 2 semanas voy a ir a visitarlo. Así que, me siento en el aprieto de tener que verme hermosa para esos momentos. El problema es que no lo he hecho muy bien esta semana, y el fin de semana también ha sido un caos. O sea, fin de semana depurativo, nada. Salvo hoy que lo hice mejor y más controlado, pero empiezo la semana en cero. 
Me preguntaba This is me si lo que pretendo hacer es un ayuno intermitente, y algo así es mi idea. Quiero concentrar los alimentos en el almuerzo, y despedirme hasta el desayuno del día siguiente, paliando el hambre con té, café o leche descremada, nada más. Se puede hacer si se es tenaz, pero a mí me falta práctica y no me sobra tiempo. Aunque tampoco estaría tan lejos de conseguirlo. Así que, voy a probar hacer la Skinny Girl, que me dió buenos resultados cuando la hice y creo que es bastante básica: no tiene reglas complicadas, sirve y no pasas hambre.
Dejo la imagen:


Algún día voy a hacer la ABC, más al verano.
En fin, entre otras cosas, el sábado salí a comprar ropa (recuerdan que cobré mi primer sueldo?) y me compré un par de camisas y un pantalón. Sufrí para encontrar el pantalón, porque entré a una tienda que los tenía muy mal confeccionados, así que me sentí como una morsa y salí corriendo de ahí. Luego, fui a un lugar de confianza (debería haber ido ahí desde un primer momento) y me llevé uno negro muy bonito, talle 34 0.o yo soy normalmente talle 36, pero el 34 me quedaba pintado. Así que, sin pensarlo y con la aprobación de mi mamá que me acompañó, me llevé el 34. No me importa que vengan más elastizados que nunca, me queda genial, no estoy embutida adentro y respiro con tranquilidad. Tampoco es garantía de que esté más delgada (no lo creo), pero es el primer pantalón 34 de mi vida, y soy feliz. ^^
Espero que empiezen la semana con todo! ^^
Éxitos, hermosas!!

4 comentarios:

Clauch dijo...

Wowww, que momentooo, jeje hay q disfrutarlo, esa talla sí que es prueba de que estás delgada, que envidia!!! (De la buena of course). Se lo q es tener un novio a distancia, así q entiendo lo difícil que es :(, lo bueno es q cuando lo ves, disfrutas cada segundo, seguro estaràs hermosa para tus dos eventos (ya lo estás). Con respecto a la skinny, también tengo ganas de hacerla, tal vez te siga. Como consejo, la ABC es una sh**, te deprime horrible, mentalmente es matadora y los resultados no son diferentes a la skinny, solo te tortura más, yo duré 22 días haciéndo la abc y bajé 2 kilos y medio no más, por supuesto q no vale todo el sacrificio (just saying) igual te apoyo en lo q decidas. Un besito <3

Princesa Violeta dijo...

Hola linda: que envidias me das cuando usara yo esa talla, ese dia hago una fiesa y se entera el mundo entero jejejej
Seguro que te va genial con la skinny girl ademas tienes dos buenos motivos para llevarla a cabo y no fallar. Te deseo un buen comienzo de semana y te espero por mi blos y suguir leyendonos. Besos

Ignacia Isabella dijo...

Wooo que hermoso momento ir a comprar pantalón y salir con uno que es una talla menos del que usas, te felicito :) por otro lado lo de tu novio seguro se ven pronto, se lo dificil que es tenerlo lejos, pero solo se paciente :) , te dejo un abrazo grande ojalá te vaya increíble con la dieta, Ya te siego :)

sophie dijo...

Espero te vaya bien en esta primavera y en el evento, seguro estas muy linda :)
cuidate, besos

No estoy orgullosa de lo que soy, creo simplemente que ha llegado el momento de admitir lo que soy. Soy una loca enferma que quiere entrar en jeans talle 34, y pesar 50 kg de aire. Nada más. Soy una loca enferma que espera a vivir del amor y del aire. Soy una loca enferma que a veces dice exactamente lo contrario frente a la gente, pero qué mas da? La vida la vivo yo, y es solamente mia.
La rabia, la procesión, el miedo y la tristeza pasa por mi interior. Y eso es lo que se ve acá.